Su Alteza Real la Infanta Elena visitó hoy los municipios de Murcia y Santomera para inaugurar, junto al presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, un Centro de Promoción de la Autonomía Personal, pionero en España, cuyas instalaciones están destinadas a la promoción de la autonomía personal de personas dependientes con discapacidad intelectual y dispone de servicios de formación integral continuada y de un área de viviendas compartidas, así como otro Centro de Atención a la Infancia en Santomera.

Concretamente, en Cabezo de Torres la Infanta Elena inauguró oficialmente el nuevo Centro de Promoción de la Autonomía Personal (CEPAP), promovido por la Fundación Síndrome de Down (Fundown) y financiado por la Comunidad Autónoma.

Se trata de un centro pionero en toda España, ya que la Región de Murcia se ha convertido en la primera comunidad autónoma en acreditar y poner en marcha este servicio con el que se hace efectivo el principio que viene recogido en la Ley de Dependencia.

Así lo ha explicado el presidente de la Comunidad Autónoma, quien aseguró que "la Infanta ha salido entusiasmada con lo que hemos hecho en Murcia"; un centro, resaltó, "único en el territorio nacional tanto por sus características, programas y objetivos", del que espera, sea un referente para otras comunidades.

De hecho, la Fundación está coordinando la red nacional 'Escuelas de Vida', cuyo objetivo es la promoción de la autonomía y la independencia de las personas con discapacidad intelectual, en Málaga, Granada, Córdoba, Jerez, Huelva, Lleida, Vigo, Santiago de Compostela, Valladolid y Murcia. Un proyecto por el que ya se han interesado fundaciones de México, Chile o Argentina.

A su llegada al centro de Cabezo de Torres, la Infanta Elena, con un traje pantalón gris a cuadros rojos, fue recibida por las autoridades locales, además del vicepresidente de Fundown, Carlos Marín, y del director del CEPAP, Pedro Martínez López, quien fue el encargado de guiar la visita de Su Alteza por las instalaciones.

En el acto también estuvieron presentes los miembros del Patronato de Fundown, así como representantes a nivel estatal de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) y de Caja Madrid, y el rector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho.

El recorrido se realizó por las principales dependencias de las nuevas instalaciones, que incluyen una sala de informática, sala de ocio, biblioteca, un aula de formación y las viviendas compartidas. La Duquesa de Lugo se interesó por los cursos de educación vial y auxiliar administrativo que desarrollaban los jóvenes, así como por distintos programas como uno de recetas.

Desde Fundown aseguraron que la Infanta doña Elena fue muy amable "y en ningún momento hubo trato diferente, ha sido bastante natural y se ha comportado de manera ejemplar, sorprendiéndose gratamente por el centro y este sistema pionero de convivencia".

Durante su visita, la infanta Elena, que se fotografió con los jóvenes del centro, que la calificaron de "simpática y guapa", recibió dos calendarios para sus hijos y firmó en el Libro de Honor de la Fundación, para, a continuación, descubrir una placa conmemorativa en el patio central del edificio.

Distintas áreas de apoyo

El Servicio para la Promoción de la Autonomía Personal de este nuevo centro está formado por un área de formación integral continuada, el área de viviendas compartidas, el área de tránsito al mundo laboral, el área psicológica de apoyo transversal y el área pedagógica de apoyo transversal.

El centro tiene una capacidad para atender entre 80 y 100 personas con discapacidad intelectual en las aulas de formación en atención diurna, y 36 en el servicio de promoción de la autonomía personal en vivienda compartida.

El servicio de promoción de la autonomía personal en atención diurna es una prestación especializada que tiene como finalidad promover un itinerario vital completo para que, con los apoyos precisos, fomente una vida autónoma y plenamente comunitaria.

El complejo cuenta con un módulo de viviendas compartidas distribuido en tres plantas, con cuatro viviendas en cada una de ellas. Cada vivienda estará ocupada por dos usuarios y un mediador. La vivienda cuenta con un dormitorio doble, un dormitorio individual, salón comedor, cocina y baño.

En la planta baja se encuentra la zona de administración, vivienda de aprendizaje, cafetería, aula de informática, biblioteca, aseos y un gran patio. La primera planta cuenta con dos despachos destinados, respectivamente, al psicólogo y a los mediadores, un aula para cursos de formación, sala de ocio para los usuarios de las viviendas y aseos.

El sótano cuenta con un garaje con 60 plazas de aparcamiento para vehículos, tres de ellas adaptadas a personas con discapacidad, y 20 plazas para motocicletas. También dispone de una gran sala de usos múltiples que se destinará en parte a zona de archivo y aseos.

Autonomía personal en viviendas

El servicio de promoción de la autonomía personal en viviendas tiene como objetivo la atención integral a las personas con discapacidad intelectual en situación de dependencia, que se suma a los servicios básicos de alojamiento, manutención y formación en las actividades esenciales de la vida diaria.

Estas 12 viviendas compartidas del Centro de Cabezo de Torres están ocupadas por 24 usuarios con discapacidad intelectual y por 12 mediadores que son alumnos de la Universidad de Murcia.

Según Valcárcel, el haber concebido pisos compartidos "es generar una auténtica escuela de vida, porque es la forma de aprender a valerse por sí mismo".

La figura del mediador viene en el acuerdo específico de colaboración entre la Fundación y la Universidad de Murcia, el cual recoge esta alternativa de alojamiento compartido entre estudiantes universitarios y jóvenes con discapacidad intelectual a través de la red de viviendas de la Escuela de Vida de Fundown.

De igual forma, también se ha puesto en marcha la vivienda de aprendizaje, en la que, durante un año, los futuros usuarios de las viviendas compartidas se formarán y aprenderán el funcionamiento de las mismas.

El Gobierno regional ha contratado con Fundown 125 plazas de Servicio de Promoción de la Autonomía Personal, por un importe total que asciende a 1.050.000 euros.

El presupuesto total del proyecto de construcción del CEPAP asciende a 4.447.989 euros, de los que la Comunidad de Murcia ha aportado 2.346.000 euros, mientras que el suelo fue cedido por el Ayuntamiento de Murcia, cuyo alcalde, Miguel Ángel Cámara, ha destacado que este Centro "es todo un referente".

En definitiva, apostilló el consejero de Política Social, "hoy es un día importante para todos".

Consulta aquí más noticias de Murcia.