El comisario de Energía, Günther Oettinger, se ha mostrado hoy abierto a una prórroga de las ayudas estatales a las minas de carbón no competitivas hasta 2018, pese a que el Ejecutivo comunitario ha propuesto su desaparición ya en 2014.

Oettinger ha precisado que, en tanto que miembro de la Comisión, le corresponde defender la fecha de 2014 aprobada en julio por el colegio de comisarios. No obstante, ha admitido que hay "dudas" sobre si no sería mejor una salida "más serena" en 2018 en lugar de un "freno brusco" en 2014.

El comisario de Energía ha explicado que "Rumanía y Polonia todavía no tienen problemas de costes" con su carbón nacional, mientras que "en España y Alemania sólo es posible explotar los recursos si el Estado ayuda".

La comisión de Asuntos Económicos pidió este martes extender las ayudas hasta 2018. Sin embargo, su dictamen no tiene carácter vinculante porque la decisión final corresponde a los ministros de Industria de la UE.

Oettinger ha insistido en que el carbón seguirá teniendo "un papel" de aquí a 2020, tanto en la industria como en el 'mix energético', junto a la energía nuclear, el petróleo y las renovables.

Consulta aquí más noticias de Asturias.