El presidente de la Comarca del Jiloca, Joaquín Sánchez, ha asegurado hoy que están "preocupados" por el futuro del matadero de Calamocha, Pelbor, aunque "las instituciones trabajan para buscar una situación". Mientras, los trabajadores mantienen un encierro en el Ayuntamiento de Calamocha.

En declaraciones a Europa Press, Sánchez ha apuntado que "vemos con mucha preocupación este asunto que afecta a los trabajadores de Pelbor que, son de toda la comarca" por lo que "esperamos que tenga una pronta solución, me consta que se está trabajando de diferentes instituciones para que así sea".

Además, Sánchez ha recordado que este problema no viene si no a agravar una complicada situación, en materia laboral en la Comarca del Jiloca. Según ha dicho, esta comarca "estaba dedicada sobre todo a la industria agroalimentaria que, en este momento de dificultad han sido las empresas que más afección han tenido". Por eso, ha asegurado que "quizá tendríamos que cambiar el chip y buscar otros modelos de producción".

El cierre de 'Los González', en la localidad de Monreal del Campo, la elevada tasa de paro y problemas en varias empresas de la zona, llevaron a la comarca, junto a empresarios y sindicatos a crear una mesa en la que se analizan estas situaciones. Desde el verano no han vuelto a reunirse, pero Sánchez ha señalado que "estamos a la expectativa y seguro que nos tendremos que reunir en las próxima semanas".

Aún así, ha recordado que esta mesa de trabajo "plantea la situación económica que tenemos, pero las soluciones que se pueden dar desde ahí son pequeñas, aparte del trabajo que realiza cada uno de los participantes".

Y es que, el presidente de la comarca ha señalado que "es imposible buscar soluciones mágicas", a pesar de que ha apuntado que "creo que la situación está dando señales de mejoría y creo que cuando el consumo aumente, la economía mejorará y se volverá a crear empleo".

Por su parte, el portavoz de los trabajadores de Pelbor, Mario Burillo, ha comentado que "no hay novedades" en su situación y que no hay una fecha para la reunión que quieren mantener con los empresarios que estaban interesados en entrar a formar parte del accionariado de Pelbor. Por eso, v el encierro en el Ayuntamiento de Calamocha, con los ánimos por los suelos porque "la cosa no pinta nada bien".

Por eso, Burillo ha concluido diciendo que "estamos pendientes de esta reunión y según lo que surja de ahí tendremos que ver cómo se plantea el asunto". Según ha dicho, sin avanzar demasiado, "habrá que agotar todas las posibilidades".

Consulta aquí más noticias de Teruel.