El Hospital de Valme (Sevilla) ha finalizado la reforma integral y ampliación de su Unidad de Neonatología, unas obras que permiten ahora duplicar la superficie de este dispositivo —pasando de 375 a 750 metros cuadrados—, y en las que el departamento que dirige la consejera de Salud, María Jesús Montero, quien este miércoles ha visitado el centro, ha invertido 2,8 millones de euros.

En concreto, la reforma integral de este espacio ha permitido incrementar la capacidad de 18 a 24 puestos asistenciales, como previsión al progresivo aumento de demanda asistencial en el área neonatal.

Según Montero, las mejoras llevadas a cabo también permitirán potenciar el vínculo afectivo entre madres y sus hijos neonatos. De esta forma, se han habilitado dos habitaciones para recién nacidos que necesitan estar ingresados, pero no precisan cuidados intensivos y que podrán estar acompañados todo el tiempo por sus madres.

Del mismo modo, continúa funcionando un área de estancia materna que permite intensificar la proximidad de las madres de neonatos con sus hijos.

Asimismo, la unidad de Neonatología se ha dotado de moderna tecnología y de una distribución nueva del equipamiento electromédico para favorecer la ergonomía en el trabajo de sus profesionales. Así, la mayoría del equipamiento queda suspendido desde el techo para su fácil manejo y movimiento, en lugar de apoyarse en el suelo.

Entre el equipamiento adquirido, destacan también las nuevas incubadoras de cuidados intensivos que disponen de varios microprocesadores capaces de transmitir a tiempo real el peso del niño, el nivel de humedad o su temperatura.

Además, se han incorporado en la unidad nuevos equipos de respiración asistida, que se adaptan al tamaño del recién nacido y al problema que puedan presentar sus pulmones aún sin formar completamente.

La Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Valme acoge anualmente más de 500 ingresos de recién nacidos menores de 1.500 gramos de peso o de 32 semanas de gestación para su estabilización, así como a aquellos recién nacidos que precisan monitorización intensiva o ayuda mecánica ventilatoria, alimentación parenteral, patología cardio-respiratoria grave, afectación neurológica importante o sepsis.

área de pediatría

Junto a la reforma integral de la Unidad de Neonatología, se ha reformado y modernizado también el Área de Pediatría, con una inversión de 1,2 millones, y que ha permitido dotar al centro hospitalario de 24 habitaciones individuales. Con esta medida, el cien por cien de las habitaciones de esta área son individuales.

De esta forma, el Hospital de Valme finaliza el proyecto de ampliación y reforma de la totalidad de sus instalaciones destinadas a la atención de los menores, que se han dotado además de equipamiento tecnológico avanzado y mobiliario nuevo, por valor de más de 700.000 euros, al objeto de aumentar la satisfacción de la atención recibida de los niños y sus padres.

Igualmente, se han realizado mejoras en los cuartos de baño, adaptados a los pequeños, se ha habilitado un suelo antideslizante, una nueva climatización e iluminación junto a una decoración infantil.

Esta área, ubicada en la quinta planta, integra además un puesto de cuidados críticos pediátricos; dos habitaciones reservadas para patologías psíquicas de la nutrición (bulimia, anorexia) y trastornos de conducta infantiles; una unidad de estancias cortas (con cuatro puestos) y una consulta para pruebas funcionales de Endocrinología, Digestivo, Respiratorio y Cardiología, así como una sala de exploración.

De estas mejoras se beneficiarán en torno a los 1.300 niños que cada año ingresan en el Hospital de Valme y los 9.000 menores atendidos en las consultas externas del área pediátrica, cuyo responsable es Gabriel Cruz.

Estas iniciativas se han desarrollado en el marco del Programa de Atención Integral al Niño Hospitalizado, que promueve medidas para mejorar la confortabilidad en la estancia hospitalaria de los menores. Así, en los dos dispositivos asistenciales, se ha adecuado la función hospitalaria a las necesidades de estancia integral de los menores a través de la creación de un ambiente hospitalario adecuado a la edad y condición de estos usuarios con modernas infraestructuras, mobiliario funcional y decoración dinámica.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.