Ecologistas en Acción ha rechazado la posibilidad de que desde el Ministerio de Fomento "se salga al rescate de un grupo de autopistas de peaje mediante la inyección de préstamos por un total de 200 millones de euros". Entre las autopistas en riesgo de quiebra por el bajo nivel de usuarios está la "insostenible e impactante" Cartagena-Vera (AP-7).

Para la organización ecologista, "el escaso tráfico de autopistas como la de Cartagena-Vera era previsible, ya que se trataba de una infraestructura absurda, de gran impacto, innecesaria, y que sólo tenía sentido para sostener la oleada de especulación urbanística que durante varios años ha asolado la Región, dejando tras su paso una grave crisis económica e institucional, con innumerables episodios de corrupción política".

En este sentido, el coordinador regional de Ecologistas en Acción, Pedro Luengo, ha explicado que "esta política de infraestructuras de transporte en España, y también en la Región de Murcia, nos hunde aún más en la insostenibilidad".

Tras lo que ha recordado que "a pesar de la creencia popular de que España está poco desarrollada en grandes infraestructuras, somos el país europeo con un mayor número de kilómetros de autovías".

En el caso de la autopista Cartagena-Vera, "desde el primer momento se ha cuestionado la necesidad de esta autopista que atraviesa y malogra la Marina de Cope y el hábitat de especies tan importantes como la tortuga mora, impidiendo una adecuada gestión tanto de la Red Natura 2000 presente en Marina de Cope como del propio Parque Natural Costero-Litoral declarado como tal en 1992", ha indicado Luengo.

A tenor de los hechos, ha pedido que "no se ayude a rescatar una infraestructura insostenible en lo ambiental y que carece de viabilidad económica", al tiempo que ha considero "un despropósito que no se aplique el principio de sostenibilidad ni el de que quien contamine que pague a una infraestructura basada en la avaricia, que ahora, en momentos de crisis, pretende obtener fondos de todos los ciudadanos mientras se resienten por falta de inversión otras infraestructuras más adecuadas social y medioambientalmente".

Finalmente, desde Ecologistas en Acción se ha advertido que el Gobierno y el Ministerio de Fomento "pueden estar cometiendo un error si auspicia la ayuda a la empresa gestora que debe correr con los propios costes del desastre, dadas además las externalidades que sufren todos los ciudadanos al ver espacios naturales protegidos fragmentados".

Consulta aquí más noticias de Murcia.