El fuerte oleaje que azota la cornisa cantábrica ha provocado este miércoles una oquedad de diez metros cuadrados en el muro de la playa de la Ribera (Luanco), según ha informado la Delegación del Gobierno.

La empresa Tragsa está procediendo a rellenar el interior del hueco existente, bajo la zona de paseo afectada, mediante hormigón ciclópeo, protegiendo, provisionalmente, su exterior con escollera.

En los próximos días y una vez amaine el temporal, se procederá a la retirada de la citada escollera y a la reconstrucción del muro en la zona afectada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.