La portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Logroño, Cuca Gamarra, ha afirmado que el equipo de Gobierno local "sigue paralizando" la tramitación de la parcela para el Complejo de Salud San Millán, en lo que ha calificado como "actitud obstruccionista", por la que ha exigido al alcalde, Tomás Santos, que "pida disculpas".

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa después de que la Junta de Gobierno Local haya aprobado, tal como ha mandatado una sentencia del TSJR del día 27 de octubre, el inicio de los trámites para la modificación puntual del Plan General Municipal (PGM) necesaria para el comienzo del proyecto.

Gamarra ha incidido en que "el proyecto supone regenerar una zona con una inversión de 36 millones" y ha reseñado que "la sentencia afirma que el alcalde y su equipo habían estado actuando en contra de la legalidad, de lo que la ley establece, y todo, con el único objetivo de paralizar las obras".

"Unas obras -ha continuado- que no quieren ver en marcha porque dejaría en evidencia su falta de gestión. El alcalde socialista de Logroño tiene miedo que se desarrolle el Complejo San Millán, que regenera toda una zona de la ciudad y en plena crisis económica, porque lo hace una administración del PP".

Así, ha señalado que el Consistorio "lleva paralizando la tramitación desde mayo de 2009, y ha tenido que ser la justicia la que finalmente ha tenido que ordenar que se apruebe la modificación puntual del PGM".

Esta actuación, a su juicio, es "gravísima, porque el alcalde ha actuado en perjuicio de los vecinos de la zona, de los ciudadanos de Logroño y de los hosteleros y comerciantes, no le han importado nada a la hora de no hacer el proyecto, y ni siquiera ha pedido disculpas, no es el alcalde que se merecen los logroñeses".

Por eso, ha considerado que "lo primero que debería haber hecho es pedir perdón a los ciudadanos por actuar contra la legalidad vigente, y contra lo que decían los técnicos municipales, que, en un informe del 3 de marzo de 2010 dijeron que el proyecto no tenía ningún impedimento; perdón por actuar en contra de los ciudadanos y los intereses de la zona, que no le ha importado que se degrade".

Gamarra ha señalado que "la sentencia ordena que el Ayuntamiento apruebe la modificación puntual, haciendo referencia al informe de los técnicos municipales de marzo de 2010", por lo que ha dicho que "llama la atención lo aprobado por la Junta de Gobierno", porque, a su juicio, "tal como se ha decidido hacer la tramitación, sólo se busca seguir paralizando y ralentizando el proyecto, poniendo pegas".

"Los dos aspectos a los que ahora les ven inconvenientes, las alineaciones y la nueva ordenanza especial, no suponían ningún impedimento en marzo del año pasado. Sorprende que la modificación se haga condicionada, sólo para ralentizar más el proceso e intentar paralizarlo, pese a tener una sentencia en contra", ha dicho.

Por ello, ha apuntado que "el alcalde vuelve a actuar en contra de los vecinos, de los comerciantes, vuelve a poner pegas, a exigir más documentos y a modificar el proyecto que se conoce desde enero para paralizar el proceso", por lo que se demuestra "la actitud obstruccionista" del alcalde logroñés.

La portavoz popular ha incidido en "el continuo cambio de criterio" del Gobierno local "con el único objetivo es que, en mayo de 2011, con el marco de las elecciones locales y regionales, no se vea ninguna obra en marcha en el solar, pese a los perjuicios que ello conlleva para una zona que se necesita regenerar".

"Desde el Gobierno de La Rioja, desde agosto de 2009 se está dispuesto a hacer la obra, se ha gastado ya 2 millones de euros en el derribo del antiguo hospital y en proyectos, había 6 millones consignados en el presupuesto de este año, y, para 2011, también se contempla", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.