La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid ha reclamado a los grupos políticos del Ayuntamiento de Valladolid que planteen una moción para hacer frente a las subidas "indiscriminadas" que según su previsión se aprobarán en enero de 2011 en las facturas de la luz eléctrica.

Según han señalado fuentes de las organizaciones vecinales en un comunicado recogido por Europa Press, se trata de una "nueva fase de su campaña relativa a la energía eléctrica, con el fin de realizar "una información adecuada a la ciudadanía a la vez que se continúe con la reivindicación ante las Administraciones de la búsqueda de una solución al problema del mercado de la electricidad y de las subidas indiscriminadas de los recibos de la luz".

Las asociaciones vecinales consideraron que se trata de una fase más del trabajo desarrollado durante los dos últimos años, y que incluye la presentación de una solicitud a los ayuntamientos de toda la provincia para que se promueva una moción de apoyo a la campaña "a favor de la ciudadanía y en contra de las subidas desproporcionadas y perjudiciales para las economías domésticas".

El texto de dicha moción ha sido ya entregado a los grupos municipales para su estudio y la Federación vecinal ha manifestado el su esperanza de que PP, PSOE e Izquierda Unida muestren su apoyo unánime.

La campaña incluye asimismo acciones de información y formación a la ciudadanía, y especialmente a los dirigentes vecinales que tienen que desarrollar la misma, de estudio de la situación de las facturas que llegan a los hogares, de reivindicación y búsqueda de apoyo por parte de las Administraciones, y de diálogo e intercambio de propuestas con todos los agentes implicados.

En este sentido, en Valladolid dichas acciones consisten en la distribución entre la ciudadanía de folletos informativos, en la recogida de facturas de todas las personas que se presten a ellos con el fin de estudiar sus conceptos y articular propuestas prácticas.

Todas estas acciones, han recalcado las mismas fuentes, se pretenden desarrollar a través de todas las asociaciones vecinales, "partiendo de que son las que están a pie de barrio, más cercanas al vecindario, y los que antes perciben las necesidades de la gente que habita en ellos"

La campaña abarcará los dos meses que quedan del presente año 2010 como base de trabajo y en prevención y previsión de la posible subida del recibo que se pueda aplicar el 1 de enero de 2011, ante la cual, "si se diera el caso, daría lugar a una nueva fase cuyas acciones se estudiarán cuando se sepa cuál será la actuación por parte del Ministerio y de los agentes actores en este asunto".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.