El presidente del Instituto Catalán del Corcho (ICSuro), Antoni Soy, ha reclamado más recursos públicos para la entidad y que estos sean más estables y no deban negociarse cada año con las administraciones.

Soy, que es secretario de Industria de la Generalitat además de presidente de este consorcio público, ha afirmado que la subvención que recibe anualmente el ICSuro no ha variado desde su creación en 1991 y está situada en los 240.000 euros.

De estos recursos, 200.000 los aporta la Generalitat —a través de las consellerias de Innovación, Universidad y Empresa, y Medio Ambiente— mientras que los 40.000 restantes proceden de los ayuntamientos de Cassà de la Selva, Palafrugell y Sant Feliu de Guíxols, de la Diputación de Girona, la Universidad de Girona, las Cámaras de Comercio de Girona, Sant Feliu de Guíxols y Palamós, y de la patronal Aecork.

"De cara al futuro se debería intentar conseguir una financiación estable, durante un período largo, por ejemplo una legislatura", ha apuntado Soy.

Sobre el presupuesto, ha considerado que si fuera posible debería aumentar hasta actualizarse y, por lo menos, recoger el aumento del coste de vida de estos últimos años. No obstante, ha reconocido que esto dependerá de las posibilidades de financiación de la Generalitat.

Extender el tapón de corcho

Tanto Soy como el director general del Instituto, Manel Pretel, han coincidido en destacar la importante tarea de colaboración que llevan a cabo el clúster del corcho y el del vino.

Han añadido que ahora el trabajo estará en convencer a los demás sectores para que suscriban el tapón de corcho. Para ello, se iniciará a principios de año, una campaña de comunicación a nivel estatal.

Según Pretel, a nivel mundial el 70% de las botellas de vinos y espumosos van tapadas con tapón de corcho, lo que serían 12 millones de botellas de los 14 millones que se generan anualmente. A nivel catalán y español la cifra es mayor, ya que se sitúa entre el 90 y el 95%.

El resto de botellas se tapan con los grandes competidores del corcho: el plástico y el tapón de rosca, que se reparten equitativamente el resto del mercado.

Consulta aquí más noticias de Girona.