El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles, en Junta de Gobierno Local, iniciar los trámites para aprobar la modificación puntual del Plan General Municipal (PGM) para la construcción del Complejo de Salud San Millán, tal como le ordenaba una sentencia del TSJR del 27 de octubre, con lo que el solar podrá estar en obras "en marzo".

Así lo han afirmado el alcalde de Logroño, Tomás Santos, y el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Vicente Urquía, que han dado cuenta de la decisión, con la que, según ha dicho el primer edil logroñés, "se acata y se cumple la sentencia" dictada por el alto tribunal riojano.

Santos ha recordado que "con todo, la opción que más valorábamos era llevar este tema a la revisión del Plan General, actualmente en marcha, para acomodar mejor los usos y los edificios de la parcela", pero se ha decidido "no recurrir el fallo y llevar este asunto adelante para que se haga de una santa vez".

"A lo que obliga la sentencia es a iniciar los trámites para la aprobación, y eso es lo que se ha hecho en la primera Junta de Gobierno convocada tras tener conocimiento del fallo. Esto demuestra la buena voluntad del Ayuntamiento, que va a dar todas las facilidades administartivas para que tire adelante la obra", ha recalcado.

Con todo, el alcalde ha mostrado "cierta suspicacia" ante la intención real del Gobierno de La Rioja de llevar adelante el proyecto, "porque no está presupuestado" en 2011. "Se han iniciado los trámites, con un recorrido concreto, y eso pasa porque el Ejecutivo regional traiga un informe sobre lo que van a hacer", ha incidido.

En este sentido, Urquía ha detallado que el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno plantea "ir más allá de la sentencia", adaptando la tramitación "para agilizar al máximo el proyecto", aunque ha manifestado sus dudas "porque en el presupuesto regional para 2011 sólo hay medio millón de euros para este proyecto".

Así, ha dicho que, si se aprobara primero en pleno la modificación, "habría que suspender todas las licencias y luego presentar un estudio de detalle", lo que conllevaría "plazos superiores a los 6 meses, incluso un año".

Por eso, por parte municipal, se ha decidido reclamar a la Comunidad Autónoma un documento urbanístico conjunto, en el que se incluya tanto la petición de modificación puntual del Plan General como el estudio de detalle de la parcela "con su ordenación interna, los volúmenes, los retranqueos o los usos", entre otros aspectos.

De este modo, una vez que se reciba en el Ayuntamiento esta documentación, "en 48 horas, se convoca el pleno para la aprobación inicial". La tramitación proseguiría con un mes para alegaciones, la aprobación provisional en el Ayuntamiento y el paso a la COTUR para la aprobación definitiva, "por lo que ya dependería de la Comunidad".

Urquía ha calculado que, con esta forma de realizar los trámites, los plazos serían "de dos a tras meses para tener definitivamente aprobaba la modificación puntual", de tal manera que "se podría empezar en primavera, para marzo se podrían ver las excavadoras trabajando en el solar".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.