El conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, ha negado que la deuda de su departamento vaya a superar a finales de este año los 500 millones de euros "y el PP lo sabe", respondiendo así a las declaraciones de la diputada 'popular' Carmen Castro, quien este martes auguró que se alcanzará esta cifra.

Tras visitar las obras de la nueva Unidad Básica de Salud del Molinar, Thomàs ha indicado que, a 1 de enero de este año, la deuda ascendía a "73 millones de euros", al tiempo que ha recordado el ingreso adicional de 180 millones de euros por parte de la Conselleria de Economía y Hacienda a la Conselleria de Salud.

Por otro lado, ha indicado que cuando se cierre el ejercicio de 2010, se podrá hablar con "exactitud" respecto a la deuda de la Conselleria, si bien ha insistido en que el cálculo de los 'populares' es "erróneo y ellos lo saben".

Concretamente, la Conselleria dirigida por Carles Manera ha inyectado liquidez por valor de 180 millones de euros al Servicio de Salud de Baleares para reducir a la mitad su deuda, que asciende a 354 millones de euros, al tiempo que ha incrementado un 5% el presupuesto de la Conselleria dirigida por Vicens Thomàs, lo que se traduce en 57,5 millones de euros adicionales.