El número de linces ibéricos que viven en libertad en Andalucía asciende hasta los 253 ejemplares, incluyendo los ocho individuos introducidos en la comarca de Guadalmellato (Córdoba), provenientes de la cría en cautividad, lo que supone un crecimiento del nueve por ciento con respecto a las cifras de 2009, cuando se censaron 225 individuos.

Según ha informado el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, durante la inauguración del IV Seminario Internacional sobre la Conservación del Lince Ibérico que se celebra estos días en Córdoba, la población del que es considerado el felino más amenazado del planeta continúa su crecimiento sostenido desde 2002, cuando se censaron 102 individuos, lo que significa un incremento de la población en estos ocho años del 148 por ciento.

Concretamente, ha precisado el consejero, el crecimiento en Sierra Morena ha sido del siete por ciento (12 ejemplares más) alcanzando los 172 individuos, mientras que en Doñana el crecimiento ha sido menor, del cinco por ciento, (10 ejemplares más) hasta los 73 linces, dado que las "amenazas" para la supervivencia de la especie son mayores en este territorio, según ha apuntado.

No obstante, ha resaltado Díaz Trillo, los datos correspondientes a Doñana reflejan que el espacio natural "parece estar abandonando la situación crítica vivida años atrás", aumentando en un 156 por ciento la superfice con presencia de linces desde 2004, a lo que se une el crecimiento desde 2004 de la población lincera en un 66 por ciento -54 por ciento más de hembras territoriales y 109 por ciento más de cachorros—.

En el caso de Sierra Morena, la comparativa con 2004 arroja que Sierra Morena ha duplicado sus parámetros desde hace siete años, con un incremento en la superficie con presencia de lince de un 72 por ciento, un 120 por ciento más de población total -87 por ciento más de hembras territoriales y 84 por ciento más del número de cachorros—.

Asimismo, ha destacado que las hembras territoriales, de especial valía porque el potencial reproductor depende en gran medida de ellas, han crecido en un 66 por ciento, ocho más que en 2009. A ello, hay que unir el aumento en el número de cachorros, que actualmente se estima en 82 en Andalucía, 13 más que hace un año y 50 más que en 2002.

También ha aumentado, ha señalado el titular de Medio Ambiente, la superficie total de distribución de la especie, que ha crecido hasta situarse en 709 kilómetros cuadrados -sin incluir la superficie del a nueva población de Guadalmellato—, lo que supone más del triple desde 2002. "El lince recupera su espacio, y el espacio que ganamos para el lince, lo ganamos también para la salud ecológica", ha enfatizado el consejero, quien ha destacado también el "éxito" de iniciativas como la reintroducción de linces ibéricos en la comarca cordobesa de Guadalmellato, donde han nacido este año dos cachorros y sólo se ha producido una baja, o el reforzamiento de la población de linces en Doñana gracias al traslado de dos linces procedentes de Sierra Morena, aunque uno de ellos, 'Caribú', ha muerto sin tener descendencia.

Ante los buenos resultados de estas actuaciones, Díaz Trillo ha afirmado que este año se liberarán por primera vez en el medio natural linces ibéricos criados en cautividad, tal y como estaba previsto, además de reintroducir nuevos ejemplares en Guadalmellato, iniciar una experiencia similar en el entorno del río Guarrizas (Jaén) y continuar con la suelta de ejemplares procendentes de Sierra Morena en la zona de Coto del Rey (Doñana) para continuar reforzando la población de este espacio y aumentando su variabilidad genética.

"reconquistar la península para el lince"

Por otro lado, el consejero ha avanzado que la tercera edición del programa Life Lince será "más ambiciosa en todos los sentidos" que las dos anteriores y se propone como objetivo que en 2016 sea posible rebajar la categoría de amenaza del felino, pasando de 'en peligro crítico de extinción' a sólo 'en peligro de extinción'.

Además, en esta edición, el programa "procurará abrirse a otras CCAA y otros países", contando, concretamente, con Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Portugal, país con el que ha dicho "mantenemos un trabajo constante y buenos resultados".

"Hay que reconquistar la Península para el lince", ha destacado, defendiendo que la especie "aporta mucho valor añadido desde el punto de vista social, econóico o turístico". Ha dicho que, a pesar de los dos años de crisis "extremadamente graves", la Consejería de Medio Ambiente no va a reducir "ni un ápice" su compromiso económico, técnico y administrativo con la recuperación del felino.

En este sentido, ha arremetido contra el "tópico o chiste malo" de aquellos que piensan que "se dedica al lince un trabajo enormemente caro en tiempos de crisis", diciendo que "la capacidad de crear riqueza que tiene una especie como el lince tendrá un valor para la Andalucía del futuro extraordinariamente positivo".

Por su parte, el representante del grupo de expertos en reintroducción de animales de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha resaltado que el proyecto de recuperación del lince ibérico es "muy ambicioso" y ha mostrado sus esperanzas con los buenos resultados del programa, que ha puesto como "ejemplo para toda Europa".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.