El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha considerado que el CDN "intenta labrar su propio epitafio" con la enmienda a la totalidad que va a presentar a los Presupuestos de Navarra, con la que, en su opinión, "pretende seguir dando las últimas bocanadas para al final terminar muriendo y desapareciendo del Parlamento".

Preguntado por los medios de comunicación, antes de participar en la entrega de los premios a la calidad de los servicios sociales de Navarra, sobre la decisión de CDN de presentar una enmienda a la totalidad a las cuentas del próximo año, Sanz ha dicho que interpreta esta postura, "totalmente incoherente", de "dos maneras".

"La primera", ha manifestado, es que con la enmienda a la totalidad el CDN "intenta labrar su propio epitafio" y ha destacado que le "pondría un título" a esta decisión: "se vive para morir y se muere para seguir viviendo", después de que "las encuestas sitúen al CDN fuera del Parlamento".

Además, el jefe del Ejecutivo navarro ha rechazado que con esta enmienda a la totalidad el CDN "también pretende seguir viviendo un tiempo pensado que de esa forma hace el mayor daño posible a quienes ellos consideran que son los principales culpables de su situación política".

En este sentido, la segunda interpretación que ha realizado Sanz sobre esta enmienda es que, a su parecer, "ratifica el acuerdo alcanzado entre CDN y PPN" por el cual, los convergentes "ejerciendo de representantes" de los 'populares', "pretenden coger u ocupar ese espacio que según él le puede facilitar el PPN".

Según Miguel Sanz, al CDN "le interesa ahora hacer la política más próxima al PPN", motivo por el que ha reclamado a los convergentes navarros que "no se escondan en falsos argumentos para presentar una enmienda a la totalidad que lo único que puede conllevar es hacer daño a la inmensa mayoría de los navarros".

Una actitud "absolutamente incoherente"

El presidente del Ejecutivo navarro ha asegurado que la actitud del CDN respecto a los Presupuestos de Navarra para el próximo año es "absolutamente incoherente" y ha defendido que se trata de "una falta de sentido que no se hubiese producido bajo ningún concepto, diga lo que diga, si hubiese seguido formando parte del Gobierno de Navarra".

En su opinión, "decir para justificar la enmienda a la totalidad que los Presupuestos presentados por el Gobierno de Navarra recogen los contenidos de los PGE del PSOE en Madrid" es "una boutade" y "hablar por no callar".

"Ya les gustaría a los andaluces, a los murcianos, a los valencianos y a los extremeños tener unos presupuestos como los que ha presentado el Gobierno de Navarra en la Comunidad foral", ha asegurado Sanz, quien ha recalcado que cuando el CDN estuvo en el Ejecutivo navarro "jamás criticó, a pesar de que dice lo contrario, la política en materia de inversiones que llevaba a cabo el Gobierno de UPN o la política en gasto social".

Así, ha puesto de relieve que "la salida del Gobierno de Navarra de CDN no se produjo por lo que ellos dicen, sino porque quiso modificar la ley foral del Vascuence". "Y ya está bien hombre, ya está bien", ha manifestado el presidente del Gobierno navarro, tras incidir en que la salida del Gobierno de los convergentes "no fue porque estaba en desacuerdo con la política de inversiones o el gasto social".

Por este motivo, Miguel Sanz ha hecho hincapié en que se trata de una actitud "incoherente" por parte de CDN que, a su juicio, utiliza "una argumentación absolutamente falsa" como decir que son "unos presupuestos con la filosofía de la política económica del PSOE".

"Que se enteren los navarros quienes quieren que la Comunidad tenga presupuestos para hacer frente a las dificultades de la crisis económica y quienes no ponen ningún esfuerzo por su parte para poder solventarlas con la mayor facilidad posible", ha concluido el líder del Ejecutivo autonómico.

Consulta aquí más noticias de Navarra.