Un auto del Juzgado de primera Instancia e Instrucción número 1 de Cáceres con fecha de 21 de octubre ha acordado el sobreseimiento de la denuncia que interpuso una plataforma ciudadana sobre las obras de remodelación de la Plaza Mayor cacereña que pretendía la suspensión de las mismas por considerar que atentaban contra el patrimonio histórico de la ciudad.

Según ha dado a conocer este miércoles en rueda de prensa la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, el Auto asegura que "no sólo no existen indicios de haberse cometido delito alguno, sino que existen indicios de lo contrario", y por lo tanto se procede al sobreseimiento de las actuaciones y a no admitir la adopción de la medida cautelar de suspensión de las obras citadas.

Heras ha mostrado su satisfacción por la sentencia que "de manera exhaustiva explica todas las dudas que se han venido planteando sobre la legalidad de la obra de remodelación y confirma que todo se ha hecho con pies de plomo y con el único objetivo de poner en valor la Plaza Mayor", ha dicho.

Cabe recordar que la denuncia contra el patrimonio histórico expresaba una vulneración del principio de armonía del conjunto histórico de la Plaza Mayor-Foro de los Balbos, vulneración del Derecho internacional, nacional y autonómico sobre materia cultural y de protección del patrimonio histórico, infracción del artículo 39 de la Ley de Patrimonio Histórico sobre distancia mínimas de obras en el entorno de elementos de naturaleza arqueológica, ausencia de preceptivos informes arqueológicos en dicha zona y remoción de la fuente Pilar de San Francisco, así como incumplimiento de la Ley de Suelo de Extremadura, ausencia de licencia y falta de requisitos de seguridad para los viandantes.

El texto del Auto argumenta sobre cada una de estas acusaciones y demuestra que "no existe ningún delito ni vulneración de las leyes que denuncia", ha aseverado la regidora cacereña que asegura que con esto "se tranquiliza a todos" los que habían mostrado inquietud por las obras de la plaza cacereña.

Así, el Auto dice que en un entorno de protección con elementos de naturaleza arqueológica puede existir actuación pública si se destina a la conservación del monumento y al entorno; que las obras de remodelación han sido aprobadas por acuerdo de la Comisión Ejecutiva del Consorcio, y que la documentación remitida por el Ayuntamiento y por el Consorcio Cáceres 2016 incorpora un "sinfín e informes técnicos que la avalan".

Según ha explicado Heras, el Auto demuestra que "las denuncias no constituyen delito contra el patrimonio histórico", ya que, "no hay destrucción o alteración de edificio alguno" ya que las obras afectan a la Plaza Mayor y las inmediaciones de la muralla, "siendo una actuación de modificación estética y de conservación", añade.

No hay prevaricación administrativa

Igualmente el Auto dice que "no existe delito de prevaricación administrativa" porque el Consorcio 2016 como "organismo público creado ad hoc", tiene competencias para atender el cuidado y conservación del Patrimonio Histórico de Cáceres y "se ha seguido el procedimiento administrativo con los informes técnicos preceptivos".

En cuanto a la vulneración del principio de armonía o infracción del Derecho Internacional, nacional o autonómico, el Auto matiza que "no pueden ser acogidas desde el punto de vista penal por ser vagas e imprecisas", y que "la inexistencia de licencia es irrelevante pues existe resolución administrativa que aprueba el proyecto". Sobre la remoción de la fuente del Pilar dice, igualmente, que "no constituye delito".

"Para conservar hay que actuar, con un gran respeto", ha asegurado la alcaldesa, que ha añadido que ha dado a conocer el Auto cuando ya no cabe posibilidad de recurso al cumplirse el plazo preceptivo para ello y "para tranquilidad de la ciudadanía". "Me cabe la satisfacción de que todo esto no lo diga la alcaldesa ni el equipo de gobierno sino un juez, porque todo se está haciendo exquisitamente", subraya.

Carmen Heras ha asegurado también que aprovechando las obras de remodelación, de las que "continúa el compromiso de que concluyan en marzo de 2011", se van a actualizar las redes de saneamiento, luz y teléfono que pasan por la plaza y ha anunciado que se acaba de encontrar un nuevo vestigio, que parece ser un pequeño aljibe, junto a una de las fachadas del ayuntamiento y que "el arqueólogo municipal está realizando el informe que determine su valor", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.