La portavoz, Isabel Rodríguez, ha asegurado que el Ejecutivo regional no olvidará las ambiciones que en materia de agua se marcó en el transcurso de la negociación del Estatuto de Autonomía de la región y ha recalcado que se trata de reivindicaciones "justas" para el territorio castellano-manchego.

A preguntas de los medios, Isabel Rodríguez ha asegurado que Castilla-La Mancha seguirá dando la "batalla" en relación al agua porque así se lo pidieron los agentes sociales al presidente, José María Barreda, cuando la reforma del Estatuto no salió adelante en el Congreso "por falta de apoyo" del Grupo Parlamentario Popular.

Respecto al proyecto de Ley de Agua que promueve el Gobierno de Castilla-La Mancha, la portavoz del Gobierno ha dicho que esta norma, que se encuentra en estos momento en fase de borrador, es una de las herramientas de las que dispondrá el Gobierno de José María Barreda para seguir con la batalla del agua.

"No es una ley que vaya a recoger sólo aquello que se recogía en el Estatuto, sino que es una norma mucho más ambiciosa, en el sentido de que la gestión de los usos del agua en nuestro país debe ajustarse a un nuevo modelo territorial", ha proseguido la portavoz.

De manera paralela, ha dicho, el Gobierno también trabaja en el diseño de los planes de cuenca, poniendo mucha atención a cómo se están produciendo esas negociaciones, haciendo muchas aportaciones, que según ha apuntado, están siendo acogidas en el seno de las diferentes confederaciones y ha esperado que "el resultado sea positivo".

Consulta aquí más noticias de Toledo.