La consejera de Presidencia, Mar Moreno, ha expresado la disposición del Gobierno andaluz a dialogar con CSIF-A sobre el decreto de reordenación del sector público, un sindicato por el que, según ha expresado, sienten el "mayor respeto", dada su larga hoja de servicios a la función pública andaluza y que, por lo tanto, comprenden "que pueda haber discrepancias y que pueda no estar de acuerdo con determinadas cuestiones" de la norma.

"Nuestra puerta sigue absolutamente abierta al diálogo con ellos porque es nuestra vocación y tenemos plena confianza en poder seguir mejorando, dialogando y alcanzando acuerdos con esta importante central sindical", según ha indicado Moreno en rueda de prensa antes de mantener una reunión con la Confederación de Asociaciones Vecinales de Andalucía (CAVA) sobre la agenda del Gobierno para combatir la crisis.

Asimismo, ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz distingue los planteamientos que pueda hacer CSIF-A de los que empiezan a hacerse por otros grupos que están "pasando por completo" del decreto y que simplemente están manifestando una "clara hostilidad" hacia la Junta.

Para Mar Moreno, esos grupos no representan el sentir mayoritario de preocupación o discrepancia con decisiones que pueda tomar la Junta, sino que son grupos que ya han cruzado la barrera de la defensa de ningún derecho y ya no hablan del decreto, "sino que simplemente están expresando sus discrepancias en general con el conjunto de la acción del Gobierno, manifestando una clara intencionalidad política".

Con esos grupos, según la consejera, evidentemente es muy difícil dialogar, mientras que ha recalcado que la Junta sí va a seguir dialogando con sindicatos como CSIF "hasta el último momento, porque es nuestra obligación y vocación, y entendemos que ese sindicato puede mejorar la actuación en general y la defensa que hace del empleo público".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.