La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha el Entorno Virtual de Aprendizaje (EVA) como plataforma de formación continuada de los profesionales sanitarios a través de una herramienta online que ofrece distintas funcionalidades telemáticas y multimedia.

Así lo explicó el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola, quien presentó este miércoles el denominado EVA y afirmó que el objetivo último que se persigue es la mejora de la calidad asistencial fundamentalmente haciendo hincapié en la formación de los profesionales y mediante la mejora de sus competencias.

El consejero recordó que esta iniciativa se enmarca dentro del Plan Estratégico de Formación Continuada 2008-2011 e incidió en que pese a los recortes presupuestarios esta materia contará con un 3,7 por ciento más en los Presupuestos Generales, con 6,5 millones.

Álvarez Guisasola explicó que el EVA accesible en el apartado para profesionales del portal de salud de la Junta, se establece como una plataforma tecnológica en la que se integran funciones pedagógicas en cuyo cumplimiento se utilizan las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y que, además, sirve como escenario de relación y de interacción de la comunidad profesional de los trabajadores del Sistema Regional de Salud.

Así, suma las funciones formativas relacionadas con el aprendizaje como cursos online, tutorías, asesoramiento o material didáctico; el uso de las nuevas tecnologías y la interacción entre profesionales, que posibilita un intercambio de experiencias o problemas, de manera que se configura como una "plaza mayor virtual".

Para ello, se ha tratado de establecer un entorno que cuente con facilidad de comunicación, para lo que se usarán foros, mensajería privada, redes de expertos, intercambio de documentos, enlaces, etcétera, pero al mismo tiempo servirá para la gestión de actividades formativas online, el acceso a herramientas de simulación y como depósito o biblioteca del conocimiento basado en la evidencia científica más actualizada.

áreas de trabajo

La estructura que los usuarios se encuentran al acceder plantea seis grandes áreas: el banco del conocimiento; las 'píldoras' formativas; la formación online; el campus virtual; la biblioteca virtual; y los simuladores.

En concreto, el banco del conocimiento se plantea con el objetivo de fomentar el intercambio y la transferencia del conocimiento, el aprendizaje y la participación y en él se integran artículos, material didáctico multimedia, estudios documentados, etcétera. Por el momento, indicó Álvarez Guisasola, hay dos vídeos de formación sobre el riñón y el corazón en los que se puede repasar todo lo referente a su anatomía y fisiología, aunque se dispondrán más materiales de este tipo.

Por lo que se refiere a las denominadas 'píldoras' formativas, se trata de un apartado dedicado a la autoformación en la que se sintetizan programas didácticos sobre temas concretos, de manera que los profesionales puedan informarse y formarse de manera ágil y rápida.

Otro de los recursos a los que se puede acceder a través de la plataforma es la biblioteca virtual, que recoge y pone a disposición de los usuarios los fondos bibliográficos que integra, tanto recursos electrónicos (revistas especializadas) como accesos a bases de datos o servicios online.

El consejero de Sanidad incidió en el esfuerzo que se realiza para trasladar la información de papel a soporte informático con el fin de aprovechar una mayor capacidad de consulta y la rapidez que ofrece. De esta forma, en la actualidad se puede acceder a 1.178 revistas a las que durante el año 2009 se produjeron 277.000 accesos y entre las que están incluidas publicaciones del mayor prestigio.

Además, se incluye el acceso a bases de datos que Álvarez Guisasola considera muy importante al recoger información de organismos internacionales, pero también se disponen libros online como el manual Harrison, "la biblia" de la medicina interna. De la misma forma, se ofrece la posibilidad de conseguir artículos que no se encuentren en el sistema y por interés se requieran, entre otras funcionalidades.

En el apartado de formación online hasta el momento se ofrecen 88 cursos que se irán ampliando y han supuesto 4.448 horas impartidas y 9.914 solicitudes gestionadas y tramitadas. El consejero de Sanidad destacó el grado de satisfacción que han expresado los usuarios, con un 8,13 de nota, "lo que anima a seguir trabajando".

Lugar de encuentro

Por su parte, el campus virtual se concibe como una plataforma de gestión de comunicación telemática que facilita la interacción entre los participantes y la interacción entre los grupos de trabajo colaborativos. Es, además, el ámbito de organización, de gestión y de seguimiento de actividades, usuarios y recursos.

Francisco Javier Álvarez Guisasola destacó el punto de interrelación que supone el campus, que en algunos países está muy desarrollado y sirve de foro donde plantear problemas sobre tratamientos, casos raros, etcétera, por lo que cree que es una herramienta que hay que "potenciar".

Finalmente, otro de los apartados es el dedicado a los simuladores clínicos, una de las funcionalidades más destacadas del entorno virtual de aprendizaje, que permitirán recrear casos clínicos y entornos asistenciales, con el objetivo de entrenar las habilidades diagnósticas y técnicas sanitarias ligadas al trabajo real.

A este respecto, el consejero de Sanidad explicó que es la parte más interesante que permite un análisis de casos reales en los que el médico puede ver si está al día en conocimientos, pero además cuenta con una parte "muy importante" como es la evaluación y si el diagnóstico es correcto, pero además refleja la economía utilizada en las pruebas, es de decir, si algunas de ellas eran necesarias o no.

El consejero incidió en que en una situación de crisis puede ser muy útil conocer si se han utilizado los recursos adecuadamente ya que se implica al profesional en la gestión y el gasto del sistema. Álvarez Guisasola aclaró que es muy importante porque hasta ahora el profesional sólo se fijaba en la eficacia científica, "que debe ser lo primero", pero considera que también debe ser "partícipe" de la sostenibilidad del sistema.

Por el momento, en la EVA se han dispuesto 31 problemas clínicos basados en casos reales y hay más pendientes de elaboración, para lo que se cuenta con las sociedades científicas, que son las que asesoran sobre los casos más frecuentes e interesantes.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.