El temporal que ha afectado en los últimos días a España comenzará a remitir este jueves aunque Galicia seguirá registrando lluvias de carácter débil en los próximos días, al igual que la zona norte de Baleares y Pirineos, y habrá abundante niebla en el interior de la Península, sobre todo durante las madrugadas, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, tras varias jornadas de fuertes vientos y con problemas en el mar, la situación se estabiliza de manera progresiva en todo el país y habrá cielos poco nubosos y prácticamente no se registrará viento, según ha explicado a Europa Press el portavoz de la AEMET, Ángel Rivera. En este sentido, ha señalado que la única inestabilidad en lo que queda de semana se registrará en el noroeste peninsular, donde vientos del suroeste llevarán a la zona algunos frentes que provocarán precipitaciones débiles.

En cuanto a las temperaturas, las máximas subirán aunque, según ha señalado Rivera, será un aumento moderado de "unos dos o tres grados" hasta el viernes que será "cuando las máximas presenten sus cotas más altas". Las mínimas comenzarán a bajar durante la noche del miércoles, por lo que se prevén heladas nocturnas en el interior.

Ya el sábado, de nuevo entrará por Galicia un frente activo que, sobre todo el domingo, provocará en la vertiente atlántica algunos chubascos. Además, Rivera ha señalado que bajarán un poco las temperaturas máximas, aunque está en duda que pueda extenderse a la zona mediterránea.

Finalmente, ha explicado que la situación meteorológica de los últimos días "no ocurre siempre" pero ha apuntado que noviembre es una época en la que "pueden presentarse temporales de este tipo". "Este ha sido bastante intenso en cuanto a vientos y estados de la mar pero no se puede decir que sea algo desconocido", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.