El comité de empresa de Povisa ha denunciado este miércoles el "pasotismo" de la Xunta que, a menos de dos meses de que expire el concierto con el hospital, "no tiene solucionado qué va a pasar con 143.000 cartillas" de pacientes de Vigo, Val Miñor y O Morrazo, que tienen asignado ese centro.

Tras mantener una reunión con el alcalde olívico, Abel Caballero, los representantes de los trabajadores han advertido de que "la amenaza del ERE" por parte de la empresa "sigue ahí" —Povisa tiene previsto presentarlo este viernes— y esa regulación supondría que 1.200 empleados del hospital, de una plantilla de 1.500 personas, "se van a la calle". "Con 300 trabajadores Povisa no sería viable. Sin el Sergas está abocado al cierre", ha señalado Javier Costas, de CC.OO.

Por otra parte, han denunciado la actitud de la Xunta por no facilitarles información sobre las reuniones con la empresa, y han advertido de que el Gobierno gallego, según les ha informado el alcalde, no prevé en sus presupuestos de 2011 ninguna partida para garantizar la continuidad del acuerdo con Povisa.

Pilar Rodríguez, del Sindicato Galego de Profesionais Sanitarios (SGPS), ha señalado que el problema de las negociaciones "no es sólo cuestión de dinero", sino de otros aspectos como la duración de un nuevo concierto.

"Queremos garantía de un buen concierto, para que dentro de unos años no nos volvamos a encontrar con el mismo problema", ha indicado, al tiempo que ha insistido en la "calidad" del servicio que presta esta hospital vigués, y lo "contentos" que están los usuarios del mismo.

La dirección de Povisa y responsables del Sergas se reunirán este miércoles por la tarde en Santiago de Compostela para analizar la documentación presentada por la empresa y tratar de acercar posturas. En todo caso, la delegada territorial de la Xunta en Vigo, ya ha advertido de que "no se está para incrementos" después de que el bipartito hubiese aumentado en un 40 por ciento el concierto con Povisa —actualmente la cuantía ronda los 73 millones de euros—.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.