El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha anunciado que, en virtud un acuerdo con el Ministerio de Fomento, con Renfe, y Adif, trenes de alta velocidad harán el recorrido entre Toledo-Madrid-Cuenca y Albacete y viceversa. Habrá tres viajes de ida y vuelta que hagan dicho itinerario, ha asegurado el presidente.

Su puesta en marcha coincidirá con la inauguración de la línea AVE Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia, prevista para el 19 de diciembre, y el recorrido se realizará en dos horas. Este jueves el Ministerio hará público la tarifa de precios de todos los trayectos y el objetivo es intentar "unificar" todo el sistema de tarifas.

Así lo ha adelantado el titular del Ejecutivo castellano-manchego, junto con la portavoz, Isabel Rodríguez, y el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, en la tradicional rueda de prensa que ésta ofrece los miércoles para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno.

Barreda ha explicado que este acuerdo fue alcanzado en una reunión que mantuvo ayer, y que va a permitir que "una persona se pueda montar en Toledo y sin levantarse del asiento pueda llegar a Albacete" en tren de alta velocidad.

Es por ello que el presidente castellano-manchego ha indicado que este es un "paso cualitativo hacia adelante en la cohesión y en la integración de la propia comunidad autónoma", y ha recalcado que "muchos ciudadanos, cada vez más, se relacionan entre sí dentro de las capitales de Castilla-La Mancha".

"En Castilla-La Mancha tenemos un diseño estratégico consistente en convertir nuestra situación geográfica en el centro de España en una ventaja económica y en una facilidad para los ciudadanos. Eso explica el gran esfuerzo inversor que estamos haciendo en autovías y en mejoras de carreteras convencionales", ha resaltado el presidente.

Seguir trabajando

Barreda ha adelantado que el Gobierno seguirá trabajando en combinaciones posibles en un futuro "más o menos inmediato" también para aprovechar las líneas de Puertollano-Ciudad Real hasta Madrid y la de Talavera. Así las cosas, ha recalcado que cuando acabe el año el 90 por ciento de los ciudadanos de la región estarán a menos de una autovía y de una autopista y a menos de 15 minutos de una estación de alta velocidad.

Por su parte, la portavoz del Gobierno, ha asegurado que con este nuevo recorrido se logrará que no haya problema de "sobreocupación" porque los "trenes se llenarán de castellano-manchegos". Además, ha indicado que se trata de la primera línea regional de AVE porque saldrá desde Toledo y desembocará en Albacete y viceversa.

Dicho esto, ha negado que este nuevo cambio suponga cargo económico para la Junta de Comunidades y ha subrayado que si el servicio funciona se analizará si ampliar o reducir el servicio.

Consulta aquí más noticias de Toledo.