Fernández Vara se ha mostrado partidario "hablar mucho" y "en la escuela", aunque al mismo tiempo ha reconocido que "si después de hablarlo" hay "padres que no quieren que haya" crucifijos en las aulas en las que están sus hijos "tienen el respaldo de la Constitución".

Vara ha abogado por "conjugar" las "dos realidades" que se viven en España, un país que se constituye como "estado aconfesional" pero en el que "al mismo tiempo" el "80 por ciento de la población" se compone de ciudadanos "que se consideran cristianos", ya sean "católico practicante, poco practicante o nada practicante".

Preguntado sobre el caso del colegio Ortega y Gasset de Almendralejo, en el que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha obligado a retirar los crucifijos de dos aulas a petición de unos padres, Fernández Vara ha sostenido que no se pueden "generalizar" estos casos "ni elevarlo a un debate que no existe" en la sociedad.

"En el 99 por ciento de los sitios no hay problema", ha sentenciado el presidente extremeño en una entrevista en el informativo matinal de Tele 5 recogida por Europa Press.

"debe prevalecer la ley"

Vara ha avanzado que su gobierno seguirá haciendo lo que ha dicho "desde un principio", lo cual consiste en "que se hable en la escuela", entre los padres y la dirección del centro, para buscar "soluciones", aunque "teniendo en cuenta" que una familia pude hacer "uso de su derecho constitucional" y en caso de no llegar a un acuerdo verbal "debe prevalecer la ley siempre".

Al respecto, ha recordado que cuando fue consejero de Sanidad unas personas se quejaron ante él de que un director tenía puesto un crucifijo en su despacho.

Entonces, él como consejero tuvo que hablar con el director para decirle que había gente que no quería ir a su despacho, que era un "espacio público", y encontrarse con el crucifijo, y que esas personas estaban "en su derecho". "Llévatelo tú a tu casa o me lo llevo yo a la mía", ha relatado Vara que le dijo a aquel director.

Preguntado sobre la demora en la ley de libertad religiosa a la que en su día se había comprometido el Gobierno y si ello se debe a la cercanía de elecciones, Vara ha considerado que "cada ley necesita su tiempo" porque "las cosas no son sencillas" y España "no es un país fácil".

"Hay debates que hay que abrirlos cuando hay unas condiciones para que nadie lo interprete como una agresión contra nadie", sino sólo la "necesidad de ir desarrollando una Constitución que estableció unos principios que están ahí", ha concluido Fernández Vara.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.