El comité ejecutivo de Pequeños y Medianos Astilleros Sociedad de Reconversión (Pymar) tiene previsto reunirse este jueves para estudiar la concesión del aval que necesita el astillero vigués Vulcano para concluir el buque sísmico 533 y retomar así su actividad.

Vulcano necesita avales por valor de 21 millones de euros para cerrar la operación de financiación con el Banco Popular y terminar el sísmico. De esos avales, la Xunta ya ha comprometido, a través de la Dirección Xeral de Industria y el Igape, el 85 por ciento —16,7 millones de euros que se aportan al Fondo de Garantías de Pymar—.

El comité ejecutivo de Pymar ha negado en varias ocasiones la concesión del aval restante alegando problemas de seguridad jurídica y, en su última reunión con responsables del astillero, ha solicitado la redacción de un convenio de colaboración con la Xunta para garantizar legalmente las aportaciones autonómicas.

El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, ha manifestado su sorpresa por este requerimiento, ya que nunca antes se había pedido un convenio para conceder avales a un socio de Pymar. No obstante, y para "no perder más tiempo", la Xunta ya envió la pasada semana un borrador de convenio a Pymar, con la intención de que ese documento se apruebe en el comité ejecutivo y se conceda el apoyo a Vulcano.

El pasado jueves, más de 4.000 personas —entre ellos trabajadores, políticos y directivos del astillero— se manifestaron por las calles de Vigo para exigir una solución al futuro de Vulcano, que tiene "capacidad y carga de trabajo".

El aval permitiría retomar la actividad, aunque la situación de la empresa seguirá siendo delicada, ya que se encuentra en proceso preconcursal tras haberse frustrado la venta de su filial Juliana, y tiene una deuda superior a los 140 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.