Los barcos de cerco de Mazarrón y toda la flota pesquera de Cartagena, a excepción de un rastrero que ha salido a faenar, permanecen amarrados a los puertos debido a que aún persisten las condiciones meteorológicas adversas por el fuerte viento de Poniente, según han informado a Europa Press las distintas cofradías de pescadores.

En el caso de Cartagena, el patrón mayor, Antonio Hernández, ha asegurado que "han habido intentos de varias embarcaciones de salir pero se han tenido que volver finalmente debido al viento".

No obstante, su previsión es que a partir de esta noche los barcos empiecen a salir de esta Cofradía, compuesta por unas 42 embarcaciones entre la ciudad portuaria y Cabo de Palos. Mientras que en Mazarrón —flota compuesta por unos 40 barcos— aunque los de arrastre sí han podido salir a pescar, los de cerco permanecen amarrados en el Puerto.

Sin embargo, la flota pesquera de San Pedro del Pinatar, conformada por 70 barcos, ha salido a faenar al completo, tanto las embarcaciones del Mar Menor de artes menores como los de arrastre, del Mar Mediterráneo, debido a que el mar "está en calma".

Igualmente, en la Cofradía de Pescadores de Águilas, que cuenta con unas 40 embarcaciones, casi todos los barcos han salido a pescar, excepto dos o tres que han decidido quedarse en el Puerto, debido al fuerte viento de Poniente. Se prevé que a mediodía comiencen a regresar los barcos que han faenado.

El peor día para los pescadores de la Región fue ayer, como consecuencia de la alerta amarilla que la Agencia Estatal de Meteorología activó por fenómenos costeros y fuertes rachas de viento de hasta 70 km/h, que obligó a que los barcos de las Cofradías de la Región de Murcia permanecieses amarrados. El temporal de viento remitirá este miércoles en la Península

Consulta aquí más noticias de Murcia.