Elena Salgado
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, durante su intervención. EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, y el presidente de Castilla-la Mancha, José María Barreda, han defendido este martes la gestión del Ejecutivo tras los sucesos del lunes en El Aaiún y han considerado que está asumiendo su responsabilidad.

Lo que no se puede hacer es tratar de afirmarse en el patriotismo atacando a los vecinosSalgado y Barreda han expresado ese apoyo en declaraciones a los periodistas a su llegada a la reunión del Consejo Territorial del PSOE que, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, se celebra en Madrid. La vicepresidenta ha subrayado que "el Gobierno está haciendo lo que debe" y ha emplazado a las declaraciones al respecto de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez.

Ha recordado que los españoles que se encontraban en el campamento desmantelado el lunes en el Sahara por fuerzas marroquíes se encuentran bien, y ha expresado su deseo de que las conversaciones auspiciadas por la ONU entre Marruecos y el Frente Polisario lleguen a buen puerto.

Por su parte, Barreda ha recalcado que el Gobierno de Zapatero está asumiendo su responsabilidad. Ha añadido que Marruecos es muy importante para España y para la Unión Europea, y lo que no se puede hacer es "tratar de afirmarse en el patriotismo atacando a los vecinos". "Es una práctica demasiado fácil y no creo que sea lo que convenga al interés general de España ni ahora ni nunca", ha opinado Barreda.

Papel más activo

Por otro lado, el PP y varios parlamentos regionales han reclamado este martes al Gobierno un papel más activo en la búsqueda de soluciones tras los sucesos ocurridos en El Aaiún. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha considerado que el Ejecutivo "no puede permanecer indiferente" a estos acontecimientos y ha calificado de incomprensible "la indiferencia con la que el Gobierno mira al Sáhara". El PP, a través del diputado Miguel Arias Cañete, ha pedido la comparecencia urgente de la ministra de Exteriores para que informe de las actuaciones del Gobierno.