'Las horas vacías': la primera ópera 2.0

  • El nuevo trabajo operístico de Ricardo Llorca narra la soledad de una mujer apresada por Internet y por su identidad virtual.
  • Las partes cantadas se interpretarán en español, pese a que su estreno se realizará el próximo 19 de noviembre en Nueva York.
Una imagen del cartel de 'Las horas vacías'.
Una imagen del cartel de 'Las horas vacías'.
Llorca

¿Puede una partitura operística solazarse con una hilera de bits? ¿Y marear las habilidades tímbricas de una soprano hasta que éstas queden veladas por su adicción por el ordenador? ¿O dejar que una base armónica y melódica, probablemente no-atonal, se enmarañe en un desconcierto de cookies y tweets?

Algo de esto sucede en Las horas vacías, la nueva ópera del alicantino Ricardo Llorca, en la que confluyen dos mundos aparentemente opuestos: Internet y el género lírico.

No es la única sorpresa que alberga la obra: las partes cantadas son interpretadas en español pese a que su estreno se realizará el próximo 19 de noviembre en el prestigioso Lincoln Center de Nueva York (el primer libreto en ese idioma que se subirá a ese escenario, subrayan con entusiasmo desde su departamento de comunicación, donde aseguran que la prensa especializada estadounidense ya habla de una incipiente revolución española en los teatros).

La primera parte de la información promocional de Las horas vacías no difiere en gran medida de la de otras obras del género: ópera para soprano, coro, piano y orquesta de cámara. Armonías de carácter bitonal sobre una base neo-tradicional.

Más adelante, aparece el guiño al ciberespacio: el hilo argumental constituye "un ensayo sobre una mujer solitaria, enganchada a Internet, que vive encerrada en su propio mundo de fantasía".

La intención de Llorca (en la imagen de la izquierda) al aunar ambos conceptos es "acercar de una forma interesante la ópera y la música contemporánea a las nuevas generaciones", revela en una entrevista a 20 minutos. En resumen, crear una ópera adaptada a nuestros días.

"Mientras los procesos informáticos se relacionan con la sociedad actual, a la ópera se la vincula con el pasado y con una minoría elitista". Especialmente en España, donde nunca ha habido una tradición operística real, lamenta. No debería ser así: "la ópera aporta vida espiritual y alimenta nuestra alma".

Para interpretar a la geek de las redes sociales ha escogido a la gallega Laura Alonso-Padín, una de las sopranos más cotizadas del panorama internacional. También intervendrán la pianista madrileña Rosa Torres-Pardo, la actriz y soprano brasileña Angélica de la Riva y la New York Opera Society Orchestra, dirigida por Emmanuel Plasson.

Con el fin de ambientar la obra y aportar el matiz 2.0, se utilizarán unas pantallas con diseños virtuales. El vestuario corre a cargo de Valentino; el estilismo, de Andrés Peiró.

No sabemos si la obra ya cuenta con muro en alguna red social donde los asistentes a la obra puedan señalar, tras el estreno, si  Like o Dislike.  Sus responsables aseguran que promete ser todo un éxito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento