El OIEA aplaza hasta este viernes la reunión donde decidirá si llevar a Irán ante la ONU

La Junta de Gobernadores del OIEA continuará este viernes la reunión que comenzó un día antes en Viena sobre el controvertido programa nuclear de Irán. Por su parte, Irán ha amenzado con interrumpir su colaboración voluntaria con el OIEA si la la Junta decide finalmente enviarle ante el Consejo de Seguridad de la ONU
El presidente de Irán durante un discurso (AP).
El presidente de Irán durante un discurso (AP).
AP

El negociador jefe de Irán para asuntos nucleares y secretario general del Consejo de Seguridad Nacional, Ali Larichani, advierte en una misiva enviada al director general del OIEA, Mohamed El Baradei, que la República Islámica "no tiene otra opción" que suspender esa colaboración.

Llevar el caso al órgano máximo de Naciones Unidas "destruiría la confianza iraní
Llevar el caso al órgano máximo de Naciones Unidas
"destruiría la confianza iraní" y obligaría a cumplir una ley del Parlamento de Teherán que estipula que el Gobierno "debe interrumpir toda cooperación voluntaria", asegura Larichani en la carta, hecha pública en Viena.

Larichani se refiere a la cooperación de su país en el marco del Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP), que permite a los inspectores del OIEA realizar visitas sin aviso previo a cualquier instalación nuclear de la República Islámica.

La reunión de la Junta fue suspendida el jueves y será reanudada mañana, viernes, a las 14.00 GMT (15.00 hora española), para cuando se espera una votación sobre una resolución presentada por Alemania, Francia y el Reino Unido (UE-3), que envía el dossier iraní al Consejo de Seguridad. Todo indica que el bloque occidental cuenta con una mayoría de votos favorables, frente al rechazo garantizado de Venezuela y Cuba, y probablemente también de Siria.

Fundamental es sin embargo el ya anunciado apoyo de Rusia y China, dos potencias nucleares que hasta ahora eran reticentes a enviar el caso iraní al Consejo de Seguridad de la ONU.

La resolución propuesta insta a El Baradei a informar al órgano máximo sobre los pasados incumplimientos por parte de Irán y pide que elabore hasta la próxima reunión de la Junta, el 6 de marzo, un nuevo informe técnico sobre la cooperación iraní en la investigación internacional de su programa nuclear.

Una fase crítica, pero no una crisis

En ningún caso se trata de pedir al Consejo entrar en acción por ahora
El Baradei manifestó el jueves que la Junta quiere enviar "un mensaje claro" a Irán, que debe cooperar mejor con la comunidad internacional, pero en ningún caso "se trata de pedir al Consejo entrar en acción por ahora".

Preguntado si una citación ante el Consejo de Seguridad es evitable para Irán, el responsable del OIEA señaló que "hay una mayoría que prefiere informar al Consejo ahora", aunque destacó que se ha llegado a "una fase crítica, pero no es una crisis".

Aprobación por mayoría simple

El texto, que debe ser aprobado por una mayoría simple entre los 35 países miembros de la Junta, no amenaza con ningún tipo de sanciones.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad: China, Rusia, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, acordaron el lunes pasado en Londres enviar el dossier iraní al órgano máximo de Naciones Unidas en Nueva York.

La resolución exige a Irán que "restablezca la suspensión plena y sostenida de todas sus actividades relacionadas con el enriquecimiento y reprocesamiento de uranio".

Asimismo, Teherán debe "reconsiderar la construcción de un reactor que funciona con agua pesada", una instalación que produce plutonio, otro material que sirve para la fabricación de bombas nucleares.

Por otra parte, se insta a Irán a "ratificar e implementar inmediatamente el Protocolo Adicional (del TNP-Tratado de No Proliferación de armas nucleares)".

Ese protocolo permite inspecciones sin aviso previo en todas las instalaciones nucleares de Irán.

Países que votan en el OIEA

Entre los países miembros de la Junta también hay seis de América Latina: Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Cuba y Venezuela, mientras que España y Portugal no pertenecen este año a la ejecutiva del organismo nuclear de la ONU.

Cuba y Venezuela, se encuentran entre aquellos que con toda probabilidad van a votar en contra de la resolución.

Venezuela fue en septiembre pasado el único país de la Junta que rechazó la resolución que hace posible ahora llevar el caso iraní al Consejo de Seguridad de la ONU.

Entonces un texto europeo fue aprobado por 22 países, mientras que doce se abstuvieron, entre ellos también Rusia y China, que está vez sí apoyan la iniciativa de la UE-3.

Presiones de EE.UU

Estados Unidos aseguró ayer que informar al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el controvertido programa nuclear de Irán es una "cuestión de credibilidad" para el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y el régimen internacional de no proliferación.

El embajador de EEUU ante el OIEA, Gregory Shulte, dijo en Viena ante la prensa que por la tarde recibió información del organismo sobre nuevos aspectos "inquietantes" del programa nuclear iraní, que indican que existe "una dimensión militar" de ese programa.

La comunidad internacional ha perdido cualquier confianza en Irán
"Incluye la fabricación de compuestos de armas nucleares y los diseños para misiles", dijo el alto diplomático estadounidense en la víspera de una
reunión clave de la Junta de Gobernadores del OIEA, que podría enviar el caso iraní al Consejo de Seguridad, con poderes para imponer sanciones.

"La comunidad internacional ha perdido cualquier confianza en Irán sobre el origen pacifico de su programa nuclear", dijo.

Según el embajador, "el estatuto del OIEA y su credibilidad nos obliga a llevar el caso al Consejo de Seguridad de la ONU".

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento