Una familia de Namibia está grabando en España el regreso de 'Perdidos en la tribu'

  • Cuatro está ya rodando la versión inversa del programa 'Perdidos en la tribu': una familia de un poblado africano está ya en España.
  • Los Carrión-Roldán, de la primera edición del programa, son los elegidos y ya alojan en su hogar a una familia himba.
Miembros de la tribu himba, y la familia Carrión-Roldán, en la primera edición del programa.
Miembros de la tribu himba, y la familia Carrión-Roldán, en la primera edición del programa.
ARCHIVO

Los rumores se han confirmado: las tribus que participaron el programa de CuatroPerdidos en la tribu llevan varios días rodando el formato inverso, o lo que es lo mismo, varias tribus viajarán hasta España para convivir con las familias que fueran sus invitadas, y que ahora harán de anfitrionas.

Aunque se espera que sean varias familias las que convivan en su hogar español con las tribus que los acogieran en sus remotos poblados, por el momento sólo una de ellas está inmersa en la grabación de lo que en otros países se ha llamado The Tribes are coming! (Las tribus han llegado) y que en España realiza la productora Cuatro Cabezas.

Una familia himba, un clan tradicional que proviene de Namibia, aterrizó hace varios días en España para visitar a los Carrión-Roldán, una familia de Badalona que ya pasó cerca de un mes en un poblado himba en lo que fue la primera edición de Perdidos en la Tribu.

La familia española, que debe enseñar a la tribu himba cómo se vive en nuestro país y que los aloja en su hogar, está formada por José, un albañil de 42 años,  su esposa Montse, de 38, y sus dos hijas mellizas, de 18 años, Laura y Marta.

"Me encantaría que pudieran ver cosas de aquí que les explicábamos y que no entendían", aseguraba Montse recientemente, haciéndose eco de la enorme diferencia cultural que existe entre la familia española y la tribu africana.

<p>'Perdidos en la tribu'</p>

En Namibia, Montse, José y las mellizas tuvieron que dormir en las chozas de los himba, construidas con heces de animales, comer orehere (harina de maíz hervida), cuidar de sus animales, pelear con los jóvenes de la tribu y resistir a sus ofertas de matrimonio, cuidarse de los animales venenosos de la zona, untarse el cuerpo con ocre e incluso perfumarse sus partes pudendas con humo aromático.

Ahora, la tribu será la que se enfrente a la gran ciudad y a sus costumbres, así como a las comodidades de una casa occidental, con agua corriente, un espacio reducido, televisión, electrodomésticos, mobiliario...

Las dos familias no han perdido el contacto en todo este tiempo. El traductor nativo que facilitaba la comunicación de la tribu y los españoles en los consejos que de celebraban en el poblado los ha mantenido en contacto. Además, se creó un lazo emocional que permanecía intacto: "les tenemos muy presentes cada día en nuestras vidas nos han marcado hay un antes y un después y lo mejor ha sido vivir la experiencia con nuestras hijas", aseguraba Montse al blog de 20minutos.esReality Blog Show en una entrevista al inicio de la segunda temporada.

Está previsto que el programa se emita a partir del próximo enero, aunque esa previsión puede variar en virtud de las dificultades del rodaje. En su primera edición, a la que pertenece tanto la familia española como la tribu himba, llegó a registrar una audiencia del 14% de la cuota de pantalla y 2 millones de espectadores, lo que supuso un éxito para Cuatro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento