Santiago se engalana para recibir a Benedicto XVI, que llega por primera vez en Año Santo y como "peregrino"

El 'Papamóvil' circulará entre 20 y 30 kilómetros por hora sin ninguna parada en su recorrido de 11 kilómetros hasta la Catedral
El Papa Benedicto XVI
El Papa Benedicto XVI
Reuters

La ciudad de Santiago se ha blindado con un extenso dispositivo de seguridad —el "más importante de su historia" según sus organizadores— y se ha engalanado de carteles y banderas para recibir este sábado día 6 al Papa, que vendrá a Compostela como "peregrino" en la primera visita que realiza a Galicia Benedicto XVI y que un Sumo Pontífice hace en un Año Santo.

Así, tras seis meses de preparativos, todos los dispositivos entrarán a prueba cuando el sábado, sobre las 11.30 horas, el avión de Alitalia en el que viaja Benedicto XVI aterrice en la nueva terminal del aeropuerto de Lavacolla, donde le estarán esperando los Príncipes de Asturias, diversas autoridades y un grupo de 500 invitados.

En el propio aeropuerto en Santo Padre realizará su primer acto protocolario, saludando a los presentes y dirigiendo unas palabras tras la llegada al aeródromo compostelano. A continuación, Benedicto XVI dispondrá de unos minutos de audiencia privada con los Príncipes de Asturias en la sala VIP de la nueva terminal y mantendrá también un encuentro con el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los fieles que desde primeras horas se acercarán a Santiago —unos 200.000 según estimaciones oficiales— tendrán en el recorrido que el Papa realizará desde Lavacolla hasta Santiago su mejor oportunidad para verlo.

En concreto, Benedicto XVI realizará el recorrido de 11 kilómetros que separa el aeropuerto de la Catedral en el Papamóvil, a una velocidad de entre 20 y 30 kilómetros por hora, e irá saludando a las personas que se dispongan a los márgenes del camino aunque sin realizar ninguna parada.

Alfombra de flores

A su llegada a la Catedral, en la Praza da Inmaculada, el Sumo Pontífice realizará su camino hasta la entrada de la Azabachería caminando sobre una alfombra de flores de 120 metros cuadrados fabricada para la ocasión por artesanos de Ponteareas, con motivos alusivos a Benedicto XVI, el peregrinaje y la propia ciudad.

Una vez dentro del templo, el Papa visitará en primer lugar la Capilla de la Comunión, para dirigirse después al Pórtico de la Gloria, desde donde saldrá a la Plaza do Obradoiro para saludar a los fieles allí congregados.

Continuando el recorrido, junto con su séquito y un grupo de unas 1.000 personas —entre seminaristas, enfermos y miembros de vida consagrada—, saldrá después a la Praza da Quintana y entrará por la Puerta Santa, orará ante el sepulcro del Apóstol Santiago y dará el tradicional abrazo al Apóstol. Para finalizar, el Sumo Pontífice dirigirá unas palabras a los allí presentes.

Para Benedicto XVI este viaje a Santiago como peregrino es "muy especial", según ha explicado el embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, ya que se trata de un viaje que tenía previsto hacer con su hermano en el año 2004 y que finalmente no pudo realizar porque Georg cayó enfermo. ALMUERZO

Al mediodía, Benedicto XVI se retirará al Palacio Episcopal, donde comerá un almuerzo compuesto por productos gallegos acompañado por su séquito personal, algunos cardenales, miembros del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal y los obispos gallegos, que han confirmado su asistencia al evento. En total, está previsto que se trate de unas 100 personas.

Tras una comida que se plantea sencilla, el Santo Padre se retirará un momento a descansar en el propio Palacio Episcopal, antes de atender sus compromisos de la tarde.

Eucaristía en el obradoiro

A las 16.00 horas en punto, Benedicto XVI saldrá desde el Palacio Episcopal rumbo a la Praza do Obradoiro, donde media hora más tarde está prevista la celebración de una Eucaristía. El Santo Padre hará su entrada desde el punto opuesto al altar y atravesará en diagonal la plaza saludando a las personas que asistirán a la Misa, unas 6.000, las cuales accederán a la plaza de forma libre desde las 8.00 horas del mismo sábado.

Según ha solicitado el Arzobispado de Santiago, a las 16.15 horas, cuando Benedicto XVI esté haciendo su entrada en el Obradoiro, tocarán las campañas de las iglesias más cercanas a la zona, la de la propia Catedral y las de las parroquias de San Fancisco, San Fructuoso y San Paio de Antealtares. Cuando se inicie la ceremonia, a las 16.30, las harán sonar las restantes iglesias de la ciudad.

El Papa celebrará la Misa, de unas dos horas de duración, desde un altar especialmente construido y diseñado para la ocasión por el arquitecto Iago Seara que, con líneas sencillas, está orientado hacia la fachada del Obradoiro y permite a los asistentes una buena visibilidad de la celebración protegiendo asimismo al Papa y a 120 concelebrantes de las posibles inclemencias del tiempo.

Dentro de este recinto tendrá cabida tanto un imagen de la Virgen del Carmen como una cruz de granito negro de tres toneladas de peso realizada por el escultor gallego Manolo Paz. Benedicto XVI empleará asimismo en la ceremonia un cáliz del siglo XIX y un copón del siglo XVII, pertenecientes al Tesoro de la Catedral, mientras que los concelebrantes repartirán la comunión entre los asistentes con 150 copones realizados en barro vitrificado por artesanos de Buño.

La homilía, en la que el Santo Padre hablará en gallego y hará un guiño europeista, será cubierta por unos 1.500 periodistas de todo el mundo, que se estima que hagan llegar el acto a una audiencia de unos 150 millones de personas.

Las personas que no puedan acceder a la Praza do Obradoiro para asistir a esta Eucaristía, podrán seguirla a través de una de las pantallas gigantes instaladas por la organización en distintos puntos de Santiago y que estarán en San Martiño Pinario, Plaza de Cervantes, Plaza do Toural, Paseo da Ferradura, Praza da Quintana, Colegio La Salle, Praza Roxa y la misma Praza do Obradoiro.

La amenización musical de esta Misa correrá a cargo de la Real Filharmonía de Galicia, que estará acompañada por el Coro de la Catedral, la Escolanía y los organistas Manuel Cela y Joaquín Barreira, con piezas de Mozart, Haendel, Bach, Santiago Tafall y Nemesio García Carril. La banda de la Escuela Naval de Marín cerrará, con la Salve Marinera, el acto.

Una vez terminada la Eucaristía, el Sumo Pontífice saludará al líder de la oposición, el presidente del PP, Mariano Rajoy, y posteriormente se dirigirá, en coche cerrado, al aeropuerto de Santiago, donde será despedido por un reducido número de autoridades a su partida, a las 19.15 horas, hacia Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento