El Obispo de Santander califica de "histórica" la visita en un momento de "secularización y de cierto laicismo"

Partió hoy hacia Santiago para encontrarse con el Papa y después "traer a los cántabros un mensaje de luz y de esperanza"

El Obispo de Santander, Monseñor Vicente Jiménez, ha calificado de "histórica" la visita a España del Papa Benedicto XVI porque el Santo Padre "conoce muy bien la situación de secularización y de cierto laicismo que hay en nuestra sociedad, pero también es sabedor de las raíces, la solera y de la fuerza que también tiene la Iglesia en España como servicio que presta a la sociedad desde su misión pastoral".

Jiménez Zamora ha partido en la mañana de este viernes a Madrid, para reunirse con el resto de prelados españoles que, desde la capital española, volarán con destino a Santiago de Compostela para recibir mañana al Papa Benedicto XVI.

Antes de partir, Monseñor Jiménez Zamora destacó que la presencia del Santo Padre en España, "será un motivo de gozo", y añadió que cuando regrese a la diócesis santanderina, trasladará a los cántabros "los mensajes de luz y de esperanza, así como las experiencias que haya recibido del encuentro con el Papa".

El obispo de la Iglesia cántabra recordó que España será la nación más visitada por el Santo Padre (3 viajes con el programado el año próximo), ya que entre el 16 y el 20 de agosto de 2011, regresará de nuevo para presidir en Madrid las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ).

Por otro lado, desde Cantabria partirán, a las 2 y media de la madrugada de hoy, dos autobuses con 100 peregrinos del movimiento Camino Neocatecumenal, los cuales regresarán el mismo sábado por la noche.

Diálogo entre razón y fe

El obispo de Santander destacó que "el Papa está potenciando el diálogo entre la razón y la fe" y añadió que en Santiago de Compostela, probablemente "ofrecerá un mensaje a Europa lleno de amor, para que el Viejo continente vuelva a descubrir sus orígenes y avive sus raíces cristianas, como ya lo hiciera su predecesor, el Papa Juan Pablo II, en el año 1982".

Monseñor Jiménez agregó que es posible que también en Santiago, el Santo Padre "efectúe una llamada a la fidelidad a nuestra historia en las distintas dimensiones religiosa, cultural, humanista, de acogida, de solidaridad y de amor cristiano, que son marcas inconfundibles del Camino de Santiago".

El prelado cántabro también valoró la presencia del Papa el domingo en Barcelona para consagrar como Basílica el templo expiatorio de la Sagrada Familia, obra del arquitecto católico Antonio Gaudí (1852-1926). Al respecto Monseñor Jiménez destacó que "ésta, será una ocasión para proponer el lenguaje del Arte como un medio por el que, a través de la belleza, conduce a Dios".

El Obispo de Santander añadió que la dedicación litúrgica del templo con el título de la Sagrada Familia servirá al Papa para proponer de nuevo el "Evangelio de la familia", como "servicio al amor y a la vida; como fermento de convivencia y de virtudes sociales", apostilló.

El Papa llegará mañana sábado, a las 11 horas, a Santiago de Compostela como peregrino, ya que a las 12 del mediodía entrará en la Catedral por la Puerta de Azabachería y por la tarde, a las 17,30 horas, presidirá una Eucaristía en la Plaza del Obradoiro.

El domingo consagrará, a las 10 de la mañana, la Sagrada Familia y por la tarde (17,15 horas) visitará un centro dedicado a la atención de niños y jóvenes con síndrome de Down y otras discapacidades, para después partir hacia Roma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento