La DO Navarra recoge cerca de 86 millones de kilos de uva, un 13 por ciento menos que en 2009

La Denominación de Origen Navarra ha recogido cerca de 86 millones de kilos de uva en la vendimia de 2010, lo que supone un 13 por ciento menos que en 2009, aunque se mantiene en cifras similares a las de 2008.
Vendimia de la DO Navarra correspondiente a 2010.
Vendimia de la DO Navarra correspondiente a 2010.
EP/CRDON

La Denominación de Origen Navarra ha recogido cerca de 86 millones de kilos de uva en la vendimia de 2010, lo que supone un 13 por ciento menos que en 2009, aunque se mantiene en cifras similares a las de 2008.

El descenso de la cosecha se atribuye principalmente a la variedad Merlot y de manera más ligera a Tempranillo y Garnacha. El resto de variedades se han mantenido en su producción habitual. El 92 por ciento de lo recogido corresponde a las tintas y el resto, a las blancas, según ha informado en un comunicado el Consejo Regulador de la DO Navarra.

El Consejo ha explicado que apenas quedan parcelas por vendimiar en Navarra, salvo alguna de Moscatel de Grano Menudo sobremadurada destinada a elaborar vinos dulces de vendimia tardía.

En la cosecha de 2010, la Ribera Baja ha supuesto el 31 por ciento de la producción total, la Ribera Alta el 38 por ciento, Valdizarbe el 9 por ciento, Tierra Estella otro 9 por ciento y la Baja Montaña el 14 por ciento.

Según el Consejo Regulador, "la calidad de la uva ha sido extraordinaria". "Las condiciones climatológicas han favorecido de manera excepcional su correcta maduración. El verano ha sido en general seco, así como los meses finales de maduración y recogida de la uva, septiembre y octubre. Además, el estado sanitario de las diferentes variedades ha sido óptimo. La escasez de lluvias ha evitado la incidencia de enfermedades como la Botritys (podredumbre gris)", explica.

Además, agrega que "las bayas han sido en general de un menor tamaño, lo que está permitiendo altas extracciones de color y cuerpo en los vinos tintos".

El Consejo Regulador señala que "si algo ha caracterizado la campaña realizada en 2010 ha sido su tardío comienzo y su larga duración" y ha explicado que la vendimia arrancó con un retraso general de entre 10 y 15 días, iniciándose con la variedad Chardonnay a finales del mes de agosto.

La vendía se ha prolongado durante más de 60 días y se ha ido desarrollando de manera escalonada. Comenzó por la Ribera Baja y ha terminado en las zonas de Valdizarbe, Tierra Estella y Baja Montaña.

Este escalonamiento de la vendimia ha permitido a las bodegas recoger cada parcela en el momento óptimo de maduración, "hecho que augura unos grandes vinos". "Se espera que la añada pueda ser excelente", agrega el Consejo.

En estos momentos, ya se ha iniciado el control de calidad que realiza la Denominación de Origen Navarra de algunos vinos blancos y rosados, antes de que salgan al mercado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento