Vicente dice que "estamos empujando" para que la liberalización de la AP-68 y AP-2 se resuelva los antes posible

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, ha afirmado este viernes que "estamos empujando" y "trabajando" con el Ministerio de Fomento para que la liberalización de los peajes para camiones en los tramos aragoneses de las autopistas AP-68 y AP-2 "se resuelva lo antes posible".

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, ha afirmado este viernes que "estamos empujando" y "trabajando" con el Ministerio de Fomento para que la liberalización de los peajes para camiones en los tramos aragoneses de las autopistas AP-68 y AP-2 "se resuelva lo antes posible".

Vicente se ha pronunciado así en respuesta a dos preguntas parlamentarias formuladas por el diputado de Chunta Aragonesista (CHA), Bizén Fuster, en el pleno de las Cortes de Aragón sobre esta cuestión, después de que se liberalizaran esas vías en 2009 para vehículos ligeros.

El consejero ha remarcado que el objetivo del Gobierno aragonés es que se haga el desdoblamiento de la N-232 entre Mallén y Figueruelas, que es la obra "más prioritaria y más importante que debería ponerse en marcha en los próximos meses en Aragón", ha subrayado, para recordar que el proyecto está "terminado" y están a la espera "de que aparezca presupuesto, si no es por la vía ordinaria, en el plan especial".

Sin embargo, ha agregado, como estas obras "llevan el ritmo que llevan" es preciso "avanzar, mientras, en la liberalización de los peajes" de la autopista que transcurre paralela, la AP-68, para tráfico pesado, tras el "buen resultado" que ha dado en el caso de los vehículos ligeros, con 1.500 turismos aragoneses que diariamente se benefician de él.

Vicente ha señalado que la liberalización total de la AP-68 a su paso por Aragón supondría un coste de unos 40 millones de euros al año, por lo que ha advertido de que el Ejecutivo aragonés pretende asumir sólo "la parte que nos corresponde" y no todo el tráfico pesado nacional o internacional que transcurre por esa vía.

Respecto a la AP-2, ha precisado que el proyecto de desdoblamiento de la N-II está pendiente de la declaración de impacto ambiental y ha indicado que actualmente se benefician de la liberalización del peaje unos 500 vehículos ligeros, mientras que la liberalización total tendría un coste muy alto que "no podemos asumir" y por lo que pretende impulsar fórmulas para los camiones que hacen ese trayecto de ida y vuelva en un margen de 24 horas, como se aplica a los turismos tanto en la AP-68 como en la AP-2.

Víctimas mortales

El diputado de CHA, Bizén Fuster, ha lamentado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2011 sólo incluya una partida de 80.000 euros para el desdoblamiento de la N-232 entre Mallén y Figueruelas a pesar de que esos 30 kilómetros son uno de los diez tramos con mayor número de accidentes y víctimas mortales, sumando 12 fallecidos en lo que va de año, ha dicho.

Por eso, el Gobierno debe actuar para "acelerar los trámites y que el desdoblamiento sea una realidad", así como para liberar los peajes para camiones ya que el tráfico pesado es una de las causas de la siniestralidad, ha sostenido. En el caso de la N-II entre Fraga y Alfajarín, ha apuntado que son 90 kilómetros y que en lo que va de año han fallecido en ese tramo siete personas.

"Hay que dar una respuesta como sea" a este problema, ha reclamado Fuster, al tiempo que ha comentado que en el caso de esta última vía el 90 por ciento del tráfico de camiones es internacional por lo que el Gobierno de Aragón sólo debería asumir el pago del peaje para aquellos que hacen el trayecto de ida y vuelta en 24 horas y Fomento asumir el resto.

A su entender, el Ejecutivo aragonés debe exigirlo así a Fomento "por no hacer una infraestructura que tendría que estar hecha" ya que es el único tramo de todo ese eje carretero en España "que no está desdoblado" y "puede asumirlo perfectamente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento