Obras Públicas invertirá 4,6 millones para adaptar los badenes de la red autonómica de carreteras

Se tendrán que adecuar a lo fijado en la norma estatal en cuanto a tipología, diseño, señalización, iluminación y dimensiones

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía invertirá un total de 4,6 millones de euros en la adaptación de los badenes o reductores de velocidad situados en la red autonómica de carreteras, para lo cual ha sacado a licitación pública los contratos para la adaptación de estos elementos existentes en las carreteras autonómicas de cada una de las ocho provincias andaluzas.

Según ha indicado la Junta en una nota, el plazo de ejecución de estos contratos es de 14 meses y las empresas interesadas tendrán hasta el 15 de noviembre para entregar sus ofertas. Asimismo, destacó que estas obras están cofinanciadas con Fondos Feder de la Unión Europea.

Los elementos reductores son dispositivos colocados sobre la superficie de rodadura de la carretera para mantener unas velocidades de circulación reducidas a lo largo de ciertos tramos de una vía.

Una orden del Ministerio de Fomento de 2008 aprueba la instalación de reductores de velocidad y bandas transversales de alerta en la red de carreteras del Estado, estableciéndose en esta norma "la necesidad de que los elementos ya existentes se adapten en cuanto a tipología, diseño, señalización, iluminación y dimensiones a lo dispuesto en la norma estatal". La normativa se debe aplicar a las carreteras autonómicas, provinciales y de los ayuntamientos.

La junta precisó que en la red autonómica de carreteras de Andalucía existe muy diversa tipología de reductores de velocidad, por lo que la Junta de Andalucía adaptará con la adjudicación de estos contratos los elementos trapezoidales, los llamados 'lomos de asno' y bandas transversales de alerta situados en las carreteras autonómicas.

Estas actuaciones forman parte del Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y la Conservación en la red de carreteras de Andalucía, que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda ha puesto en marcha entre los años 2004 y 2013.

El Plan Mascerca tiene entre sus objetivos "la mejora de la seguridad vial y el confort en la conducción en las carreteras andaluzas, y especialmente, en las travesías de los municipios, donde se sitúan normalmente estos reductores de velocidad que se pretenden adaptar a la normativa estatal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento