Se cumplen cinco años del accidente de la A-7 en el que murieron seis obreros sin fecha de juicio

El próximo 7 de noviembre se cumplirá el quinto aniversario del accidente que se produjo en la A-7, en Almuñécar (Granada), en el que murieron seis trabajadores a consecuencia del desplome de parte del viaducto que se construía en el tramo La Herradura-Taramay, sin que aún se haya fijado fecha del juicio que sentará en el banquillo a un total de doce imputados, entre ellos tres cargos del Ministerio de Fomento.

El próximo 7 de noviembre se cumplirá el quinto aniversario del accidente que se produjo en la A-7, en Almuñécar (Granada), en el que murieron seis trabajadores a consecuencia del desplome de parte del viaducto que se construía en el tramo La Herradura-Taramay, sin que aún se haya fijado fecha del juicio que sentará en el banquillo a un total de doce imputados, entre ellos tres cargos del Ministerio de Fomento.

Por ello, Francisco Ruiz-Ruano, secretario general de la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT Granada, ha considerado a través de un comunicado que "es una vergüenza que cinco años después" aún no se haya señalado la fecha para la vista oral, que tendrá lugar en el Juzagado de lo Penal de Motril, "dada la envergadura de la propia tragedia". "Cuando la Justicia, no cumple con su cometido de forma rápida y eficaz, pierde su razón de ser", ha dicho.

Cuando en marzo de 2010 se puso fin a más de cuatro años de instrucción, y el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Almuñécar (Granada) acordó la apertura de juicio oral, sólo restaba que los abogados de los imputados presentasen sus escritos de defensa para que se fijase la fecha del juicio, ha recordado el representante sindical, pero los imputados impugnaron dicha apertura, y ahora el proceso está parado en la Audiencia Provincial, a la espera de que esta de su resolución.

"Es impresentable que ocho meses después, sigamos en la misma fase del proceso", ha apuntado Ruiz-Ruano, que teme que la consecuencia directa de esta lentitud de la Justicia sea la impunidad de los culpables, como ya ha pasado en otros procesos penales por muerte en el tajo, hecho que UGT no va a permitir, ha dicho, advirtiendo que "vamos a reclamar una mayor dureza y una resolución judicial ejemplar".

El sindicato, personado como acusación popular, ha recordado el representante ugetista, pide un total de 52,5 años de prisión y 45 de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión para diez imputados. Los acusa concretamente de seis delitos de homicidio imprudente, tres de lesiones imprudentes y nueve contra la seguridad e higiene en el trabajo, por el que además solicita una multa de 144.000 euros.

Once imputados

Por su parte, la Fiscalía ha imputado a once personas, para las que pide entre tres y cuatro años de cárcel a cada uno de ellos, por un delito contra el derecho de los trabajadores, seis de homicidio imprudente y tres de lesiones imprudentes, además de inhabilitación para el ejercicio de sus respectivas profesiones si están relacionadas con la construcción.

Por último, ha anunciado que el próximo lunes, 8 de noviembre, UGT y CCOO conmemorarán de forma conjunta el quinto aniversario del trágico accidente, con un acto de homenaje a los fallecidos, en el mismo lugar del accidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento