Más de 15.000 alumnos nuevos en la región para 2.500 profesores menos

  • El número de alumnos ha aumentado en 15.659, superando en total el millón de estudiantes, y la plantilla de profesores ha bajado un 5%.
  • Las consecuencias de este recorte repercuten en el alumnado, con aulas saturadas y dificultades para explicar todo el temario a tiempo.
  • Los colegios de la zona sur son lo más afectados por el recorte.
Aula repleta de niños en un colegio.
Aula repleta de niños en un colegio.
Archivo.

Rozando el límite de alumnos por clase. Esta es la situación que viven los alumnos de tercero de primaria del colegio Adolfo Suárez, situado en el barrio Sanchinarro, donde se ha eliminado una de las clases, concretamente 3ºD, y se ha redistribuido a los alumnos en las otras tres letras restantes (A, B, C). "La dirección del colegio nos ha dicho que han recibido la orden de recortar gastos desde la Consejería de Educación y que tienen que quitar a un profesor", afirma Teresa López, madre de una de las niñas que formaba parte de la clase eliminada.

Este caso no es excepcional en una etapa educativa, la de 2010-2011, en la que el número de alumnos en la región ha aumentado en 15.659, superando en total el millón de estudiantes, y la plantilla de profesores se ha reducido un 5%, según el informe publicado por CC OO. "Se han incrementado las horas lectivas de algunos educadores para poder prescindir de cientos de puestos de trabajo, además de la sobrecarga de trabajo que supone para el resto de docentes", destacan desde la Federación Regional de Enseñanza del sindicato.

Las consecuencias de este recorte también repercuten en el alumnado, con aulas saturadas y dificultades para explicar todo el temario a tiempo. "Este curso se está agrupando a los alumnos hasta el máximo permitido por la ley, o incluso más allá", explica José Luis Pazos, presidente de la Federación Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado de la Comunidad (FAPA).

En el caso de la enseñanza primaria, el límite está fijado en 25 alumnos por clase, mientras que en secundaria puede haber hasta 30 estudiantes. En bachillerato, pueden alcanzarse los 35 jóvenes por aula. "En situaciones excepcionales, estos ratios se pueden ampliar un 10%, algo que la Comunidad ha aprovechado y está aplicando prácticamente como norma general", continúa Pazos. "El problema es que este curso, con el aumento del alumnado, se hubieran necesitado cerca de 1.000 profesores más, y nos han quitado a 2.500, sin contar a aquellos que por edad se han jubilado", critican desde FAPA.

Sin embargo, esta situación no parece afectar a todas las zonas y centros educativos por igual. "Las escuelas del sur de Madrid están siendo más castigadas, y no entendemos la razón", asegura el presidente de FAPA. "Además, se está dando prioridad a las secciones bilingües de los colegios, en detrimento del resto", concluye.

Cambios dos meses después

Las reducciones de profesores se están produciendo dos meses después de haber comenzado el curso, lo que conlleva un trastorno tanto para los alumnos, que ya estaban acostumbrados unos compañeros y un ritmo de trabajo, como para el resto de docentes, que deben pasar de dar clase a 19 niños a 25 alumnos.

"Mi niña llegó llorando y un poco nerviosa", asegura Teresa, de 50 años. "No comprendemos por qué hacen estos cambios ahora, sin previo aviso y con el curso ya empezado", se queja. "Todo esto me parece una falta de respeto hacia la educación pública", remarca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento