El futuro de Afganistán se decide en Londres

Setenta países y organizaciones internacionales se reúnen en una conferencia que tiene por objetivo concretar un plan de ayuda de cinco años al país de Asia Central.
Hamid Karzai y Tony Blair, juntos esta mañana frente a la residencia del Primer Ministro británico
Hamid Karzai y Tony Blair, juntos esta mañana frente a la residencia del Primer Ministro británico
EFE

El futuro de Afganistán se juega en Londres. Allí empiezaron el martes una conferencia de dos días copatrocinada por el propio Afganistán y por Naciones Unidas, y en la que participarán setenta países y organizaciones internacionales, entre ellos los principales donantes de ayuda al país presidido por Hamid Karzai.

La seguridad, la pobreza, la corrupción y el tráfico de drogas son las principales cuestiones que se debatirán durante los próximos dos días, en un encuentro en el que, como informa la Agencia EFE, Afganistán espera asegurarse la recepción de ayudas por valor de 4.000 millones de dólares para el ejercicio fiscal 2006-2007

Un largo camino por delante

En cuanto a la primera de las cuestiones, el presidente del país, Hamid Karzai, ha asegurado al programa “Today” de Radio 4 de la BBC que confía en que el esperado despliegue adicional de 6.000 soldados de la OTAN en territorio afgano (3.300 de ellos británicos) contribuya a mantener la paz en un país en el que en el que el pasado año se incrementaron los atentados contra civiles.

Por lo que respecta a otro de los temas conflictivos, el de la corrupción, el ministro de Finanzas afgano, Anwarul Haq Ahadi, afirmó en una entrevista al periódico francés Le Figaro que su país necesita dotarse de un sólido sistema jurídico. “La comunidad internacional debe ayudarnos a poner en marcha un mecanismo eficaz para luchar contra la corrupción", manifestó el ministro.

Ahadi también señaló que espera poder ampliar el porcentaje de ayuda que se destina directamente al gobierno afgano del 20% actual (el resto es gestionado por organizaciones no gubernamentales) a un 50%.

El cultivo de amapola, difícil de erradicar

Pero tal vez la cuestión más espinosa que el gobierno afgano debe afrontar es la del cultivo de opiáceos, una de las mayores fuentes de ingresos para el país, el ministro reconoció que éste supone "unos ingresos de 3.000 millones de dólares anuales, lo que representa un tercio de la economía total del país".

En la actualidad, el 90% de la producción mundial de opio y heroína se localiza en ese país.

Para poder erradicar las semillas de amapola, el ministro de Finanzas afgano advirtió que la ayuda internacional resulta imprescindible. Aun así, y como señaló el presidente del país en su entrevista con la emisora de la BBC, no será factible erradicar los cultivos en un plazo de menos de 10-15 años.

La razón, indicó Karzai, es que "terroristas y dinero de la droga van mano a mano. El dinero generado de las amapolas apoya al terrorismo. Hay ahora granjeros intimidados, forzados a cultivar amapola".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento