Trinidad Jiménez y Taieb Fassi-Fihri
La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y su homólogo marroquí, Taieb Fassi-Fihri. Emilio Naranjo / EFE

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taib Fasi Fihri, ha acusado este miércoles a la prensa española de distorsionar la realidad de su país y del contencioso sobre el Sahara Occidental, en lugar de hacerse eco de las buenas relaciones con España y de rebajar la tensión generada por el campamento saharaui de El Aaiún.

La prensa española no ve más que cosas negativas y deformadas Fasi Fihri ha ofrecido una rueda de prensa junto a la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, tras la primera reunión que han mantenido, en la que han compartido la necesidad de que se encuentre una solución negociada al conflicto del Sahara que respete el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui.

El ministro marroquí se ha quejado de que para la prensa española solo interesen casos como el de la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatu Haidar y "no ven más que cosas negativas y deformadas" de su país, sin apreciar los cambios que se están produciendo.

Ante los ataques de Fasi Fihri, Trinidad Jiménez ha dicho "respetar" la actitud de Marruecos hacia los periodistas extranjeros, pero ha dicho que España defiende otra política de comunicación.

"Una solución ya"

Por otro lado, Jiménez afirmó que España no apoya ni la posición de Marruecos en el conflicto del Sahara Occidental, ni la del Frente Polisario, sino que lo que quiere es un acuerdo aceptado por ambas partes que respete el derecho de los saharauis a decidir su futuro. Jiménez ha defendido la postura de España en este contencioso y  ha manifestado su deseo de que haya una "solución ya". También ha animado a Marruecos y al Polisario a dar con "un punto de encuentro y equilibrio" que resuelva el litigio después de 35 años de disputa.

España no ha manifestado en ningún momento que esté a favor de una posición u otra "España no ha manifestado en ningún momento que esté a favor de una posición u otra. Lo que quiere es que haya un acuerdo entre las partes", ha explicado. Jiménez ha querido aclarar de este modo que el Gobierno español no se ha inclinado por el plan de autonomía que Marruecos quiere para la ex colonia, pero tampoco por la opción independentista que postula el Polisario a través de un referéndum. "Sólo podemos acompañar, no debemos decir cuál es la mejor solución. La mejor solución es la que sea fruto del acuerdo", ha añadido.