Esperanza Aguirre
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. EP

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, está segura de que el Gobierno regional llegará a un acuerdo con los sindicatos para recortar las horas a los liberados sindicales y adoptarlas a la ley, una medida que en cualquier caso formará parte de la nueva Ley de Acompañamiento de los presupuestos.

Esta medida no supone en absoluto el recorte de ningún derecho sindical Aguirre ha hecho estas afirmaciones en Aranjuez, donde ha presidido el Comité Ejecutivo local del PP y donde ha asegurado que el Gobierno de Madrid está haciendo "el máximo esfuerzo" por consensuar esta medida y está segura de que "aún queda mucho margen".

Tanto Aguirre como el Consejero de Presidencia, Francisco Granados, han señalado que esta medida, con la que su Gobierno pretende recortar de 72 a 40 las horas mensuales de representación sindical a cada liberado de acuerdo con la ley, "no supone en absoluto el recorte de ningún derecho sindical" sino solo adaptarse a la legalidad. Según Granados, el recorte de horas de representación reducirá la cifra actual de liberados sindicales en 2.000 personas y permitirá a la Comunidad ahorrarse unos 73 millones de euros.

El consejero ha asegurado que el Ejecutivo madrileño tiene "la conciencia tranquila" de "haber intentado hasta el final" llegar a un acuerdo con los sindicatos en esta reducción de liberados sindicales, que se llevará a cabo en cuanto el Consejo de Gobierno apruebe el proyecto de la Ley de Acompañamiento el próximo día 11. Granados ha añadido que el Ejecutivo regional ha actuado con transparencia para ajustarse a la ley, lo que ha dicho que harán, "sin acuerdo o con acuerdo, aunque sería mejor hacerlo con acuerdo", ha aseverado.

Los españoles no entienden que haya personas que no desempeñen el trabajo para el que han sido contratados y por el que se les paga Mientras tanto, la presidenta ha insistido en que está "convencida" de que habrá un entendimiento con los sindicatos, independientemente, ha recalcado, de que el proyecto de ley de Acompañamiento seguirá adelante, de acuerdo con los plazos. "Tenemos que adelgazar nuestra representación sindical; eso lo entienden también los sindicatos porque me lo han dicho a mi", ha enfatizado Aguirre.

Asimismo, ha asegurado que los españoles "no entienden" que haya personas que no desempeñen el trabajo para el que han sido contratados y por el que se les paga. En cuanto a la adaptación de los convenios laborales a la nueva normativa, ha declarado que se basaban en la antigua ley y que por eso "llevamos dos años diciendo a los sindicatos que hay que ajustarlos" a la nueva.

Consulta aquí más noticias de Madrid.