El 75% de los votantes de Hamás no quiere la destrucción de Israel

El 75 por ciento de los palestinos que votaron a los candidatos de Hamás en las elecciones parlamentarias del pasado día 25 se opone a la destrucción de Israel, indica hoy un sondeo difundido por el diario palestino Al Hayat al Yadida.
Un palestino de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa muestra su arma en Hebrón (Foto: Efe)
Un palestino de las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa muestra su arma en Hebrón (Foto: Efe)
Efe

Según esa encuesta, el 84 por ciento de los palestinos está a favor de un tratado de paz con Israel. Dos tercios de ellos votaron a los candidatos de Hamas para la Cámara Legislativa. En su plataforma ideológica y política, el

Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás) aboga por la lucha armada o la "Yihad" contra la ocupación de territorios palestinos por Israel, y por el establecimiento de una teocracia islámica "desde el mar Mediterráneo hasta el río Jordán", lo que significaría de hecho la eliminación del Estado judío de la zona.

Los resultados que refleja ese estudio entre 900 palestinos de Gaza y Cisjordania parece corroborar la impresión de que gran parte de los votantes se manifestó en favor de Hamas para "castigar" al movimiento oficialista Al Fatah por delitos de corrupción.

Desalojo de colonos en Hebrón y Amona

Ocho familias de colonos judíos instaladas en locales palestinos del viejo zoco mayorista de la ciudad sagrada de Hebrón han evacuadas voluntariamente por un confuso acuerdo con representantes del Ejército israelí.

La evacuación, Noam Arnón, portavoz del asentamiento judío de esa localidad, se llevó a cabo cumpliendo "un entendimiento" logrado con esas autoridades militares, que les habrían prometido regresar al zoco, propiedad del municipio de Hebrón, dentro de unos meses.

Entretanto, unos

1.600 agentes de policía y cuatro batallones militares se preparaban para la demolición de 9 casas prefabricadas y el desalojo el miércoles de 38 familias de colonos del asentamiento de
Amona, en cumplimiento de una orden del Tribunal Supremo de Justicia y por orden del Gobierno de Ehud Olmert. Más de 3.000 jóvenes colonos han llegado ya a Amona para resistir al desalojo, según fuentes de ese asentamiento.

Los colonos reivindican ese terreno alegando que perteneció a judíos sefarditas antes de 1929, cuando en un pogromo de musulmanes y nacionalistas palestinos perdieron la vida decenas de miembros de la después desaparecida comunidad de Hebrón, donde unos y otros veneran a su padre bíblico común, Abraham o Ibrahim.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento