Atasco de seis meses en el proceso de adopciones

Cerca de 200 familias esperan un año la entrevista que permite adoptar, el doble de lo que admite la ley. La Xunta anuncia un «plan de choque».
.
.
M. G. Brea
Con una pista facilitada por el lector A. Pazos y Mª M. Conde

El aumento de la demanda de adopciones internacionales ha podido con la Administración. Los recursos de la delegación de la Xunta en Vigo no dan abasto para atender en plazo todas las solicitudes que reciben. Unas 200 familias esperan cita para la entrevista de idoneidad que les permitirá adoptar un niño, según explica Alejandra Pazos, una de las demandantes.

Si el plazo legal máximo para esta entrevista son seis meses, aquí se tardan 12, según los demandantes; y ocho, según la Xunta. Por lo que han sabido las familias viguesas al entrar en contacto con gente de otras comunidades, «aquí tenemos una de las saturaciones más grandes de España», comenta Pazos.

Privatizar el proceso

En otras zonas del país, como País Vasco, Madrid o Castilla y León, se ha optado por poner en marcha centros psicológicos concertados que permitan realizar la entrevista de idoneidad sin lista de espera. A cambio, las familias deben abonar unos 1.200 euros, algo a lo que muchas están dispuestas.

Y es que las que optan por las adopciones internacionales es justo para agilizar el proceso. En el caso de los niños españoles se demora entre 6 y 7 años, mientras que en el caso de los extranjeros puede ser inferior a un año. Al retrasarse la entrevista, indispensable para dirigirse al país en el que se quiere adoptar, se alarga todo el proceso.

«Queremos que se cumpla la ley. Medio año ya es bastante», exige Pazos. Junto a  otras familias ha escrito a la Xunta, al Valedor do Pobo y al Defensor del Pueblo. La explicación que ha dado la Xunta a este periódico es que en breve pondrán en marcha un «plan de choque inmediato» que solucionará el colapso antes de abril.

Cuéntanos tu caso

Dinos para qué te ha hecho esperar la Administración.

Escríbenos a: nosevendevigo@20minutos.es fax 986 229 118; correo: Manuel Núñez, 4, 2º. 36203 Vigo.

Refuerzo en Santiago

Para aliviar la demanda en las provincias de A Coruña y Pontevedra, donde la petición de adopciones internacionales ha crecido de forma exponencial, según confirma la Administración gallega, se puso en marcha una oficina de refuerzo en Santiago que atiende a 50 Concellos del sur de A Coruña y del norte de Pontevedra, pero no a las familias viguesas.

Dolores Fernández. Madre adoptiva.

«Es importante no firmar hasta el final»

Dolores Fernández y su marido son, tras adoptar a tres niños rusos, expertos en adopción internacional.

¿Qué aconseja a las parejas que quieran adoptar?

Es importante no firmar el contrato de adopción con el país de origen hasta no tener solucionado el papeleo y haber pasado la entrevista de idoneidad.

¿Por qué esta precaución?

El proceso de adopción lleva meses, y a veces los convenios con terceros países se paralizan entretanto. Una vez has firmado, te has comprometido. Una pareja que conocemos solicitó cuando nosotros un niño de Colombia y aún están esperando.

¿Cuánto tardaron ustedes en traer al primer niño?

En total un año y cuatro meses, pero porque nos demoramos en el papeleo. Los dos siguientes llegaron enseguida. Aun así, el tiempo es necesario para hacerte a la idea, como un embarazo.

¿Ha merecido la pena la experiencia?

Sí, desde luego. Dan trabajo, pero como los hijos biológicos, y con una satisfacción añadida: que sabes de dónde los has sacado. Estos días con la ola de frío me acuerdo mucho de los niños que están allí en Rusia, a 30 grados bajo cero. Pienso en lo bien que están estos aquí y no en aquel sitio tan frío.

Bio

Empresaria, 54 años. Tiene dos hijos biológicos, uno de los cuales ya la ha hecho abuela. En 2003 decidió con su marido adoptar un niño ruso. Hoy tienen tres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento