El Patronato de los Reales Alcázares, órgano gestor de los activos monumentales de este conjunto palaciego de Sevilla declarado Patrimonio de la Humanidad, ha aprobado en el seno de su comisión ejecutiva iniciar un trámite administrativo destinado a modificar los estatutos de la institución, al objeto de que le sea posible gestionar la cripta arqueológica que guarda los vestigios romanos y almohades descubiertos bajo el antiguo mercado de abastos de la plaza de la Encarnación. La cripta, bautizada como 'Antiquarium', está siendo integrada en el vanguardista complejo urbanístico diseñado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer bajo el nombre de 'Metropol Parasol'.

Fuentes municipales han informado a Europa Press de que el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha presidido este martes la comisión ejecutiva celebrada por el Patronato de los Reales Alcázares y de la Casa Consistorial. En el seno de este órgano, ha sido aprobado el comienzo del trámite administrativo correspondiente a una modificación estatutaria que de cabida a la integración de la citada cripta arqueológica en la gestión del Patronato. El próximo mes de diciembre, el Patronato de los Reales Alcázares y de la Casa Consistorial dará cuenta de este acuerdo y lo elevará al pleno del Ayuntamiento hispalense para su ratificación.

La maniobra obedece al 'Proyecto Cardo', promovido por el Ayuntamiento de Sevilla para re equilibrar y vertebrar el turismo en el casco histórico de la ciudad mediante la creación de un eje que conecte el enclave de los Reales Alcázares, el Archivo de Indias y la Catedral, monumentos todos ellos declarados Patrimonio de la Humanidad, con el sector norte del casco histórico aprovechando los activos patrimoniales que yacen bajo el complejo urbanístico 'Metropol Parasol', ejecutado por la constructora 'Sacyr' bajo el diseño fungiforme de Jürgen Mayer. El nuevo complejo urbanístico combina una plaza pública cubierta de gigantescos parasoles semejantes a setas, con un nuevo mercado de abastos y una cripta arqueológica que albergue los vestigios de la antigua hispalis romana y de la medina almohade descubiertos en las diferentes excavaciones.

La cripta arqueológica, de aproximadamente 5.000 metros cuadrados, goza de una financiación de más de cuatro millones de euros con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local al objeto de crear un espacio museístico cuya gestión correrá a cargo del Patronato del Real Alcázar y la Casa Consistorial, que a tal efecto incrementará el precio de las entradas al recinto palaciego al objeto de crear un único título para acceder a ambos recintos. Y es que el Ayuntamiento hispalense espera que el primer año de funcionamiento del complejo urbanístico generé más de 165 millones de euros en el sector turístico.

De hecho, las pretensiones del Ayuntamiento pasan por inaugurar este nuevo espacio museístico creado en torno a las ruinas de La Encarnación, con una exposición temporal coronada por el Tesoro del Carambolo, descubierto en el cerro homónimo de Camas (Sevilla) en 1958 a manos del arqueólogo Juan de Mata Carriazo e integrado por 21 piezas de oro labradas al estilo oriental y cuyo origen se remonta a los siglos VII y VIII antes de Cristo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.