Las matriculaciones de automóviles en la Comunitat Valenciana alcanzaron las 5.401 en octubre, lo que supone una caída del 49,2 por ciento, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Así, la caída de la región ha sido la cuarta más pronunciada, tras Galicia, con un descenso del 50,8 por ciento; Castilla y León, que ha registrado un descenso del 50 por ciento; y Cantabria, con un desplome del 49,5 por ciento en las matriculaciones.

Asimismo, en lo que va de año, la Comunitat ha registrado un aumento en las matriculaciones del 11,8 por ciento, en relación con el mismo periodo de 2009, al registrar un total de 87.143 matriculaciones.

A nivel nacional, las matriculaciones de automóviles alcanzaron 61.366 durante el pasado mes de octubre, lo que supone un desplome del 37,6 por ciento respecto al mismo mes de 2009 y el cuarto retroceso mensual consecutivo,

Esta nueva caída, que sitúa el mercado español en niveles de hace quince años, se explica principalmente por el hundimiento del canal de particulares, que se desplomó por encima del 50 por ciento durante el pasado mes de octubre.

En los diez primeros meses del año, las entregas de turismos y todoterrenos se situaron en 848.555 unidades, lo que representa aún un incremento del 9,4 por ciento en comparación con el mismo período del ejercicio precedente, aunque la tasa se va reduciendo "considerablemente" pese al efecto positivo del Plan 2000E en el primer semestre.

Las dos patronales advirtieron de que las ventas de coches no sólo no se recuperarán en 2011, sino que se situarán por debajo de las 900.000 unidades, con lo que el mercado acumulará tres ejercicios consecutivos por debajo del millón de unidades y en niveles de principios de los noventa.

España perderá atractivo.

"Si no se recupera el mercado, España perderá atractivo para mantener los niveles de producción actuales", insisten. Asimismo, recuerdan que las previsiones de crecimiento de la economía son muy débiles para los próximos años, un período en el que se decidirán posibles adjudicaciones a las factorías instaladas en España, que no se verán favorecidas por este entorno.

"Por ello, es imprescindible mejorar la situación del mercado y conseguir recuperar niveles de matriculación más aceptables", subrayan desde las organizaciones de fabricantes y vendedores de vehículos.

Las ventas de automóviles retrocedieron en octubre en todas las comunidades autónomas y en los segmentos micro, pequeño, medio-bajo, medio-alto y de monovolúmenes. Por contra, crecieron las matriculaciones de deportivos, coches de ejecutivo y de lujo, así como las entregas de todoterrenos.

El 74% de los coches comercializados en octubre estaba equipado con motor diésel, mientras que el 26% restante correspondió a coches de gasolina. Esta proporción varía en los diez primeros meses, con un 70% para el diésel y una cuota del 30% para la gasolina.

Consulta aquí más noticias de Valencia.