La mayoría son personas mayores de 65 años con diversas minusvalías. Sólo un 6,5% de las familias que ayudan a estas personas cuenta con el apoyo de los servicios sociales. El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, dio ayer el primer paso para la creación de un sistema nacional de atención a las personas dependientes (que deberá estar desplegado en ocho años) con la entrega en el Congreso del Libro Blanco de la Dependencia. Éstos son algunos de sus datos: Ô Las cifras. En España existen 1.125.190 personas con una dependencia grave o severa; 1.657.400 necesitan algún tipo de ayuda. Sólo el 3,14% de los mayores de 65 años cuenta con un servicio de ayuda a domicilio; el 2,05% dispone de teleasistencia y el 0,46% dispone de una plaza en un centro de día. Ô Objetivos del sistema nacional de atención a las personas dependientes. Garantizar la universalidad y el carácter público (aunque no gratuito) de las prestaciones: ayuda a domicilio, teleasistencia, centros de día... Ô Inversión. Se exige una dotación de 8.500 millones de euros anuales, el doble que ahora. Se prevé la creación de 300.000 puestos de trabajo relacionados con la asistencia.