Se cumplen 100 años del nacimiento del poeta Miguel Hernández
Hernández estuvo represaliado durante la Guerra Civil por mostrarse partidario de la República. ARCHIVO

El poeta Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, 30 de octubre de 1910) hubiera cumplido este sábado 100 años. Aclamado por muchos como el 'poeta del pueblo', fue represaliado durante la Guerra Civil por mostrarse partidario de la República. Desde su encarcelamiento en 1939, Miguel Hernández nunca se cansó de escribir poemas sobre la libertad. Fue trasladado a diversas cárceles de Madrid, Ocaña y Alicante, hasta que una tuberculosis pulmonar le hace ser trasladado a una prisión de Alicante, en donde fallece en marzo de 1942, a la edad de 31 años.

Para recordar la figura de este poeta, numerosas instituciones desde diversos puntos de la geografía española han decidido homenajear a Hernández. El Instituto Cervantes y la Unión de Actores celebrarán este sábado un homenaje colectivo de doce horas ininterrumpidas al poeta en el que intervendrán docenas de actores, escritores, representantes del teatro, de la música y de otras disciplinas de la cultura, y en el cual los ciudadanos también podrán participar en la lectura de poemas.

Bajo el título 'La voz de la palabra', se abordarán la personalidad, la vida y la obra del autor de El rayo que no cesa desde diferentes disciplinas artísticas como la poesía (con la lectura de algunos de sus poemas), el teatro (representaciones escénicas), la música (adaptaciones cantadas de sus poemas), la danza, etc.

Inauguración de su casa natal

El próximo 9 de noviembre se inaugurará la rehabilitación de la casa natal de Miguel Hernández, que ha sido convertida en centro de documentación audiovisual sobre la vida y obra del poeta, con testimonios de escritores y amigos personales.

Más de 2.000 documentos audiovisuales, entre fotografías, vídeos y grabaciones, podrán ser consultados por los usuarios, tras los trabajos de recuperación y adecuación realizados por la Generalitat Valenciana en la casa natal de Miguel Hernández.

Contiene un fondo documental con más de 2.000 documentos audiovisualesTodo el material documental forma parte de los fondos que custodia la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela, una institución que depende de la Conselleria de Cultura y Deporte y que se encarga de preservar y divulgar el legado del poeta oriolano.

La casa natal de Miguel Hernández, ubicada en la actual calle Pinies, consta de dos pisos. Sin modificar su volumen original, la casa ha aumentado los metros de superficie gracias a la inclusión de una planta intermedia entre el primer y segundo piso. En total tendrá 102 metros cuadrados que se repartirán entre la zona de consultas y un aula polivalente destinada a la realización de talleres, conferencias y otros actos, según fuentes de la Generalitat.

Últimos poemas dedicados a su hijo

Con una caligrafía temblorosa, porque estaba ya muy enfermo, Miguel Hernández (1910-1942) escribió desde la cárcel de Alicante los dos últimos cuentos para su hijo, que contienen metáforas de encierro y libertad. La obra, titulada Dos cuentos para Manolillo. (Para cuando sepa leer), fue escrita en 1942, meses antes de la muerte de Hernández en la prisión alicantina. Meses antes de morir, el autor de El rayo que no cesa regaló ambos textos, hasta ahora inéditos, a su pequeño hijo.

La obra fue escrita meses antes de su muerten en la prisión alicantinaLos cuentos se presentados este viernes en Elche por el investigador alicantino y presidente de la comisión ejecutiva del Año Hernandiano, José Carlos Rovira, en el marco del tercer congreso internacional sobre la vida y la obra del poeta oriolano.

Los dos cuentos incluyen varias ilustraciones del también preso, compañero Hernández, Eugenio Pérez Oca, redactor del diario comunista "Nuestra Bandera".  "Miguel Hernández estaba ya muy enfermo cuando los escribió para su hijo, y en ellos se puede ver su caligrafía temblorosa, con unos excelentes dibujos", ha explicado Rovira.