Bono y Bill Gates en el Foro Económico Mundial
Bono y Bill Gates en el Foro Económico Mundial. Agencias

Pues bien, esa es, precisamente, la disyuntiva que durante estos días está sobrevolando la ciudad suiza de Davos con motivo del Foro Económico Mundial.

“¿Cómo vamos a luchar contra la tuberculosis en África si vive en la miseria?”, ha sido el punto de partida planteado por Kenneth Kaunda, ex presidente de Zambia.

Productos contra el SIDA

 Conscientes de esta realidad, algunas mentes filantrópicas ya han comenzado a funcionar y a plantear posibles soluciones: ¿se imaginan un mundo en el que un alto porcentaje de los beneficios empresariales se destinase a limar las desigualdades entre países?; ¿se figuran un sistema que, además de ayudar a los más necesitados, reportase beneficios económicos a las compañías privadas?

El líder de U2, Bono, ya ha visualizado una solución y ha usado el Foro de Davos para divulgarla

El líder de U2, Bono, ya ha visualizado esta sinergia y ha utilizado el Foro de Davos para divulgarla.

El cantante ha promovido RED, una iniciativa mediante la que empresas de la talla de American Express, Armani, Converse o la cadena de ropa estadounidense GAP lanzarán un línea de productos específica cuyos beneficios se destinarán –en un 40%- a la lucha contra el SIDA, calificada por el propio Bono como “la crisis sanitaria más grave de los últimos 600 años”.

Beneficios mutuos 

De esta manera, los asociados a RED esperan obtener un mayor número de clientes -sensibilizados por la causa- y podrán compensar el porcentaje donado.

“No se hace caridad, sino que se pone en marcha una propuesta de negocios a largo plazo con beneficio mutuo”, ha afirmado Richard Freachem, director del Fondo Global para la Lucha contra el Sida –que gestionará el dinero-.

Vacunas a golpe de talonario

La iniciativa de Bono se ha venido a sumar a la de otro habitual de las listas de filántropos: el archimillonario Bill Gates.

Bill Gates destinará 900 millones en la lucha contra la tuberculosis

El fundador de Microsoft ha anunciado que triplicará los fondos que su fundación destina a la lucha contra la tuberculosis, de tal forma que pasará de 300 millones de dólares a 900.

“La tuberculosis es la primera causa de muerte entre personas infectadas con el VIH (…), mueren dos millones de personas en el mundo por culpa de esta enfermedad”, ha asegurado Kaunda.