Dave Grohl
Dave Grohl, líder de los Foo Fighters. ARCHIVO

El próximo álbum de los Foo Fighters, que se prevé para el año que viene, reunirá de nuevo a tres de los artífices del famoso Nevermind de Nirvana: Dave Grohl, entonces batería; Krist Novoselic, bajo del trío; y Butch Vig, productor de aquel álbum.

En una entrevista con la 'Radio 1', Dave Grohl ha dado algunos detalles de lo que será el séptimo disco de estudio de su banda. De momento, los Foo Fighters llevan grabando un mes en "el garaje" de Grohl, en formato analógico y a lo 'old school', explica.

"No había hecho un disco con Butch desde hacía 20 años", señala el cantante de Foo Fighters, que para algunos temas ha contado con la ayuda de su antiguo compañero de Nirvana, el bajista Krist Novoselic.

Aunque el próximo disco de Foo Fighters todavía no tiene fecha de salida, Grohl se muestra entusiasmado con los resultados que están obteniendo. "No puedo esperar para que todo el mundo lo escuche. Los fans van a flipar porque, honestamente, es increíble", dice.

Los fans van a flipar porque, honestamente, es increíble

Además del álbum, Foo Fighters planea grabar en vídeo todo el proceso de elaboración del disco en el estudio, aunque Dave Grohl no da más detalles sobre este punto y se limita a afirmar que sus planes son que en 2011, nadie pueda quitarse la banda de la cabeza.

Aún sin título, el próximo disco de Foo Fighters será el primer lanzamiento desde que en 2007 publicaran Echoes, Silence, Patience & Grace, con el que lograron un Grammy al Álbum del Año y vendió casi 900.000 unidades.