Alfredo Pérez-Rubalcaba
Alfredo Pérez-Rubalcaba, en el Congreso. Juan M. Espinosa / EFE

El vicepresidente primero, Alfredo Pérez-Rubalcaba, insistió este jueves en que hay que ser pruedentes respecto a los movimientos de Batasuna ya que "está cambiando algo porque ETA está más débil que nunca, pero en el fondo no hay ningún cambio".

O Batasuna convence a ETA de que lo deje todo, o deja a ETARubalcaba, que fue entrevistado en la Cadena SER, aseguró que "si Batasuna quiere recuperar la legalidad tiene dos caminos: o convence a ETA de que lo deje del todo, o deja a ETA", de modo que "la lucha antiterrorista no se ha modificado ni una coma, ni se va a modificar".

No obstante, no quiere oír hablar de treguas. "La palabra tregua desapareció en la T4. Ya no vale, ni extensible ni verificable", asegura el ministro del Interior.

Rubalcaba ha negado que esté en peligro la unidad de acción con el PP en materia antiterrorista y ha recordado que "no es el Gobierno el que legaliza o ilegaliza, son los tribunales".

Batasuna podría comprometerse a rechazar la violencia

La nueva marca electoral que la izquierda abertzale pretende presentar con motivo de las próximas elecciones municipales de 2011 se comprometería de manera pública con las vías exclusivamente pacíficas y con el rechazo a la violencia para obtener fines políticos, según anuncia en su edición de este jueves el diario Gara.

El diario no ofrece detalles sobre si en ese rechazo se hará alguna mención expresa a los crímenes de ETA, pero detalla además que este nuevo partido tiene una vocación "nacional, independentista y socialista, con la que participar en igualdad de condiciones en la relación entre partidos".

En ese sentido, sitúa el origen de este proyecto (sobre el que no ofrece más detalles, ni siquiera el nombre) en la declaración Zutik Euskal Herria (Euskal herria en pie), aprobada en febrero por las bases de la izquierda abertzale y en la que se determinaba que "en el futuro la izquierda abertzale deberá disponer de una formación política legal para la intervención político-institucional, así como para participar en la mesa de partidos políticos donde se logre el acuerdo político resolutivo".

Jáuregui se muestra pesimista

Mientras tanto, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, se mostró pesimista respecto a un hipotético anuncio de abandono de las armas de ETA.

"Permítame que le diga que, probablemente, no lo veremos nunca. Yo, sinceramente, trasladándole una visión más personal sobre la cuestión, creo que es poco probable que ETA diga: desaparezco, me disuelvo, me rindo, me he equivocado. Probablemente esto no forma parte de la lógica de las cosas", dijo Jáuregui en declaraciones al programa La Brújula de Onda Cero.