Un informe policial, realizado dentro de la investigación del caso 'Astapa', contra la corrupción en el Ayuntamiento de Estepona (Málaga), apunta a la existencia de una "importante" cuenta bancaria "de la que los padres y el hermano del ex gerente de Urbanismo por el Partido Estepona (PES) Pedro López podrían estar realizando labores de testaferro para ocultar bienes de procedencia ilícita, propiedad de éste".

Así se señala en varios autos, incluidos en la parte del sumario sobre la que se ha levantado el secreto, y a la que tuvo acceso Europa Press, que fueron dictados en febrero de este año por el juez instructor del caso, Jesús Torres, para justificar y autorizar la entrada y registro en los domicilios de estos familiares, que fueron llamados a declarar en calidad de imputados dentro de esta causa.

Así, en dichas resoluciones se detalla la investigación policial llevada a cabo y la comisión rogatoria internacional dictada al respecto, de lo que se extrae que los padres y el hermano de López "serían titulares o apoderados en cuentas de entidades bancarias en Andorra", que fueron bloqueadas en junio de 2008, supuestamente con "importantes flujos de dinero".

A partir de estos flujos se concluye, según la investigación policial y judicial, que "las entradas de dinero han sido realizadas siempre mediante ingresos en efectivo y mediante transferencias de sociedades con domicilio social en el extranjero, posiblemente en los llamados paraísos fiscales, ordenadas por bancos suizos".

En este sentido, en los autos del instructor se precisa que hasta ese momento —febrero de 2010— "no se puede determinar quién o quiénes son los dueños de dichas mercantiles", al tiempo que se indica que todos los ingresos fueron realizados en febrero y abril de 2005 y en junio y julio de 2006, con un montante bloqueado de 10,3 millones de euros.

"El dinero ha sido utilizado exclusivamente para realizar inversiones como la compraventa de acciones y valores de forma que todo el dinero retirado mediante transferencias o reintegros en efectivo ha ido a parar a otras cuentas bancarias con los mismos titulares, también afincadas en Andorra, a excepción de los 200.000 euros que fueron retirados en metálico en abril de 2008", se señala.

Asimismo, se precisa que dicho año se constituyó una sociedad en Belice, país caribeño, "de la que se desconocen sus propietarios aunque se sabe que son dos al 50 por ciento". Se apunta que se nombraron el director y el secretario de la sociedad, que "a su vez nombraron como apoderados de la sociedad" a dos familiares del ex gerente, que "ese mismo día abrieron una cuenta bancaria en Andorra", a nombre de dicha sociedad.

El informe indica, según el instructor, que aunque todo el capital de dicha sociedad había sido ingresado "de manera fraccionada en el periodo correspondiente entre 18 de abril y 29 de mayo de 2008, el dinero proveía íntegramente de una cuenta del mismo banco cuyos titulares eran" dos de los familiares.

Por esto, se concluye que "la operación y el entramado económico señalado tenía por objeto desvincular la propiedad del dinero de la familia, aunque hayan continuado vinculados a él como representantes de la sociedad constituida al efecto", imputando un delito de blanqueo de capitales.

Por otro lado, el instructor también hace referencia en sus autos a un posible delito de falsedad y otro relativo a la ordenación del territorio, en relación con la declaración de obra nueva por valor de 583.000 euros sobre una finca en la que se encuentra domiciliada la Yeguada La Granja realizada en marzo de 2005 ante notario por los tres familiares.

En este sentido, se indica que "para demostrar la legalidad de las construcciones" los comparecientes aportaron al notario "la licencia municipal de obras para la construcción de un muro la cual fue autorizada y un certificado emitido por un arquitecto", ex cuñado de Pedro López.

En las fotografías aportadas por el Instituto Nacional Geográfico "se ve que en la citada finca ha habido con posterioridad a 2000 reformas sin haberse obtenido las correspondientes licencias del Ayuntamiento" y, además, el suelo era rústico, por lo que "no se podía construir en ella".

Nueva declaración del ex gerente

El ex gerente de Urbanismo de Estepona asegura en la ampliación de su declaración ante el juez que se enteró de que su padre tenía dinero en Andorra al saber de su imputación en un procedimiento penal por las autoridades andorranas.

Más aún, explica que no había cuentas a su nombre en Andorra porque, al entrar en política, tarea a la que se oponía su padre, "no existió intromisión en los negocios de la familia". Eso sí, en un momento de la declaración dice que "cree que su padre ha tenido dinero en Andorra de toda la vida".

Aunque indica que "ha estado distante de los negocios de su familia al estar estudiando y trabajando fuera, y, posteriormente, meterse en política", reconoce que su padre "ha tenido todo tipo de negocios y ha tenido dinero siempre en casa", el cual él mismo ha visto. Al respecto, pese a desconocer si su padre podría haber reunido más de 1.600 millones de pesetas en 2005, dice, no obstante, que lo cree posible, y precisa que "estuvo cambiando dinero durante meses, aunque no sabe dónde los cambiaba".

Más aún, señala que sabía que su padre "tenía mucho dinero, pero no fuera de España", agregando que éste "ha recibido una herencia importante de su madre y abuelo, ha vendido muchas fincas, ha sido lo que se suele llamar corredor y ha ganado mucho dinero".

De todos modos, López declara al juez desconocer las transacciones de su padre con Andorra. Lo que sí afirma es que "su padre, su madre y su hermano iban a Andorra", aunque sólo fue consciente de ello a raíz de la imputación.

Cuestionado por la yeguada que posee, el que fuera director del Área de Urbanismo de Estepona por el PES, manifiesta que se hicieron obras de mantenimiento y remodelación, pero que él sepa de obra nueva "no se hizo nada".

"Se hizo una declaración de obra nueva por 586.000 euros debido a la venta del patrimonio de su padre, que se hizo en 2001 y en 2005 porque sus asesores le dijeron que lo hiciera así y para inscribirlo hay que poner en valor de la obra en ese momento", asevera, añadiendo que "siempre que se ha construido en la yeguada se ha tenido licencia del Ayuntamiento".

También fue preguntado por el empresario Vladimir Merino Barrera, al que dice que conoce porque "iba al Ayuntamiento a pedir licencias", y cuyo grupo, Yeregui, realizó las obras de acondicionamiento del PES, aunque no sabe si llegaron a cobrar. Cree que las pagó el partido.

Precisamente, aclara que siendo coordinador de Urbanismo "no tenía potestad para dar licencia alguna". Rechaza, por tanto, haber participado en el convenio de Parque Central o haber tenido trato con sus responsables, que "no le dieron nada a cambio de nada".

Consulta aquí más noticias de Málaga.