El consejero de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha confirmado este martes que ha sido citado para declarar en condición de testigo en el juicio sobre el incendio en el término municipal de Poyatos, que calcinó en julio de 2009 un total de 1.870 hectáreas (400 de ellas pertenecientes al Parque Natural de la Serranía de Cuenca).

Guijarro ha señalado que recibió hace dos días la citación del juzgado que lleva el caso, el Primera Instancia e Instrucción número 2 de la capital conquense. Precisamente este tribunal fue el que el pasado 6 de octubre dictó un acto en el que se desestimaban "íntegramente" los recurso de apelación interpuestos por la Junta de Comunidades, el Ayuntamiento de Cuenca y la acusación particular contra la decisión que había dejado en libertad sin fianza al único imputado.

L.R.P., un empresario maderero burgalés que trabajaba en la comarca, estuvo en prisión desde septiembre de 2009 a enero de 2010 y fue puesto en libertad tras varios testimonios que ponían en duda que el sospechoso estuviera en el lugar a la hora en que se inició el fuego.

Para su entrada en prisión se tuvieron en cuenta los testimonios de agentes medioambientales del gobierno castellano-manchego, así como miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y de otros testigos. El juzgado detectó "contradicciones" en sus declaraciones que quiere aclarar en esta parte del proceso.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.