La línea de alta tensión Soto-Penagos está ejecutada ya en un 80 por ciento y se prevé que esté finalizada en el primer trimestre de 2011, según se ha puesto de relieve este miércoles durante una visita a las obras por parte del consejero asturiano de Industria y Empleo, Graciano Torre.

En concreto, el consejero ha visitado los trabajos en las inmediaciones de Entrepeñas, en Langreo, donde, por razones orográficas que dificultan el acceso, un helicóptero está realizando el izado de los apoyos y el tendido de los conductores.

Torre estuvo acompañado durante la visita por el director general de Minería y Energía, Isaac Pola; la alcaldesa de Langreo, Esther Díaz; el jefe del área de Industria de la Delegación de Gobierno, Gonzalo Mesa; y el delegado regional de Red Eléctrica de España, Carlos G. Patiño.

Según ha explicado la Consejería de Industria y Empleo, el uso de un helicóptero para estas labores es habitual. En el caso del izado de apoyos, el helicóptero lleva el material hasta el lugar de la construcción del apoyo y así evita la apertura de accesos a ese punto, tanto por los condicionantes topográficos que dificultan el transporte del material por medios más tradicionales, como por condicionantes geotécnicos, paisajísticos o de vegetación.

En la fase de tendido de los conductores —que es la que se pudo observar este miércoles— también se evita la apertura de una calle y, por tanto, la eliminación de la vegetación que hay bajo los conductores.

La línea Soto-Penagos tiene una longitud de 183 kilómetros (120 kilómetros en Asturias que atraviesan 13 municipios; y 63 kilómetros en Cantabria que pasan por 12 municipios). En total, cuenta con diez variantes, ocho de ellas en la zona asturiana, que dan fe del compromiso de elegir el mejor trazado posible para cada uno de los territorios, respetando tanto preceptos de impacto medioambiental como urbanísticos.

La infraestructura está recogida en la planificación de los sectores de electricidad y gas del Ministerio de Industria y tiene como objetivo aumentar la seguridad y fiabilidad del suministro en la cornisa cantábrica; mejorar la evacuación de las centrales de generación de Asturias; apoyar el crecimiento de la demanda en la comunidad para impedir la pérdida de las oportunidades de desarrollo económico del Principado e integrar el mercado de Cantabria en la red de transporte nacional de 400 kV.

Con un presupuesto total de 102 millones de euros, forma parte del Eje Norte, compuesto por las líneas de interconexión entre Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco. Se trata, pues, de un eje que favorece no solo a Asturias, sino a todo el sistema eléctrico peninsular.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.