Medio centenar del Consorcio Provincial de Bomberos se han concentrado este miércoles en la plaza del Ayuntamiento de Riba-roja (Valencia) para protestar por la "nefasta gestión" y "continuos incumplimientos" del presidente delegado del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia y diputado del Parque Móvil, Francisco Tarazona, también alcalde de esta localidad.

A la protesta también se han sumado bomberos del Ayuntamiento de Valencia para protestar por los "graves problemas" que puede conllevar la nueva Ley de Bomberos, norma que se está tramitando en estos momentos, según han informado a Europa Press los delegados sindicales de CGT y STAS-IV, Nacho Salcedo y Ángel Guerrero, respectivamente.

Nacho Salcedo ha comentado que, durante la movilización, policías locales de Riba-roja les han comunicado que el presidente delegado del Consorcio estaba dispuesto a recibirles. No obstante, en la reunión, según ha explicado el representante sindical, "no se ha alcanzado ningún acuerdo" y "poco más o menos", ha declarado, "Tarazona nos ha dicho que deberíamos dar gracias por poder trabajar de bomberos".

De todas formas, el delegado de CGT ha manifestado que los sindicatos tienen la intención de darle "un voto de confianza" al Consorcio de Bomberos porque Tarazona ha señalado que "a lo largo de la semana hablaría con el director de Recursos Humanos para convocar una mesa de negociación". En este sentido, ha advertido que "si la mesa de negociación no se convoca esta semana o la próxima" continuarán con las "medidas de presión".

Entre los "incumplimientos" del presidente delegado del Consorcio, destacan la utilización de cascos y trajes de intervención "caducados", y que algunos de ellos se han llegado a quemar en algún servicio. Tampoco se está cumpliendo el acuerdo de segunda actividad y que se mantiene en primera línea a más de 30 bomberos que superan los 55 años, "algunos de ellos con serios problemas de salud", según Salcedo.

Asimismo, faltan las retribuciones a 52 bomberos porque "se entiende que llevan poco tiempo y deben cobrar menos que sus compañeros haciendo el mismo trabajo"; y que el plan de formación del año 2010 aún no se ha puesto en marcha, "aunque de una manera inexplicable se ha desaparecido la mitad del presupuesto de formación para el año en curso".

Junto a ello, el material necesario para atender los servicios por lluvias no han sido adquirido, y de que se baraja la posibilidad de adquirir lanchas neumática de segundamano —procedentes de decomiso—, han criticado en un comunicado.

Además, los equipos de protección individual —neoprenos— no han sido adquiridos, a pesar de realizar el año pasado rescate en ropa interior o con neoprenos de uso particular, y que los últimos vehículos adquiridos por el consorcio —bomba nodrizas, vehículos químicos— no se han puesto en funcionamiento a pesar de llevar casi dos años parados en los garajes de los parques.

El Consorcio sigue sin red de comunicaciones seguras y con 'okupas' en la red de aviación civil; los bomberos siguen trabajando con cascos y trajes de intervención caducados; la falta de formación ha llevado a derrochar cerca de 50.000 euros en tres meses para poder tener operativo un vehículo de altura en la zona de Sagunto; y la falta de personal ha llevado a realizar al Consorcio este año cerca de 43.000 horas extras.

Consulta aquí más noticias de Valencia.